¿Cómo iniciar un programa de Employee Advocacy?

Hoy me gustaría compartirles un tema específico que pueden empezar a considerar implementar en sus empresas: la estrategia de embajadores de marca o employee advocacy.

Hoy en día, con la situación actual, sin duda las empresas requieren de integrase al mundo de la tecnología de manera inmediata, cuando antes lo podían pensar con calma, hoy se vuelve una necesidad que parte de incrementar su posicionamiento y seguir vendiendo.

Por ello, el día de hoy me gustaría compartirles un tema específico que pueden empezar a considerar implementar en sus empresas: la estrategia de embajadores de marca o employee advocacy. ¡Vamos a ello!

¿Qué es un embajador de marca?

Embajadores de marca ha sido una de las palabras de moda más populares en recursos humanos, marketing y ventas en los últimos años. A pesar de su creciente popularidad, la mayoría de las marcas aún no han activado realmente a los empleados como activos de marketing, ventas o reclutamiento, mucho menos aún en el sector educativo.

Así que el concepto no es nuevo, pero aún no se aprovecha del todo.

En esencia, embajador de marca es la promoción de una organización por parte de los miembros de su personal. Un embajador de marca es alguien que:

Genera exposición positiva y crea conciencia sobre una marca a través de medios digitales.

Recomienda los productos o servicios de una empresa a un amigo o familiar.

Representa los mejores intereses de la empresa tanto interna como externamente.

Puede ayudar a construir mayor lealtad entre los empleados de la organización.

Es un experto en su producto o servicio y puede ser un vocero creíble para su empresa.

¿Imagina que todos tus directivos, administrativos y empleados hablan en sus medios digitales acerca de tu negocio? Ahora imagina que todos hablan con la misma voz y el mismo tipo de contenidos… ¡Genial! ¿No?

Cómo iniciar un programa de Employee Advocacy

En lugar de intentar improvisarlo o crear tu programa a medida que avanza, te recomiendo que crees una estrategia. Te ayudará a mantenerte organizado y mejorar tus posibilidades de éxito. Si no estás seguro por dónde comenzar, aquí hay seis pasos para comenzar:

1. Establece tus objetivos (¿Qué quieres lograr?)

Probablemente no estés configurando un programa de embajadores de marca solo porque es divertido. Espero que quieras sacar algo de eso. Establecer objetivos e indicadores clave de rendimiento claros te permitirá ver si tus esfuerzos realmente están dando resultado.

Aquí hay algunos objetivos comunes para la estrategia de embajadores de marca:

Mejorar el alcance orgánico

Aumentar el tráfico de las redes sociales

Reducir tus costos de marketing

Obtener más acciones sociales para tus publicaciones de blog

Tus objetivos ayudarán a dirigir tu estrategia. Una vez que sepas lo que quieres hacer, es más fácil hacer un plan para llegar allí.

2. Explica los beneficios a tus empleados

A primera vista, los empleados pueden pensar que tu programa de embajadores de marca es solo un mandato corporativo aburrido y disfrazado. Por eso es muy importante agregar contexto alrededor de tu programa.

Debes poder responder a la pregunta: “¿por qué debería compartir el contenido de la empresa en las redes sociales?”

Por mucho que quieras pensar que solo ayudar a la empresa será una razón suficiente, ese no es siempre el caso. Mostrarles a los empleados cómo se beneficiarán de convertirse en defensores los ayudará a estar mucho más entusiasmados con la participación. Estos son algunos beneficios de un programa de embajadores de marca para tu equipo:

Crecimiento profesional: compartir contenido social relacionado con la empresa puede ayudar a que tus empleados sean vistos como líderes de opinión.

Incentivos: podrías considerar dar incentivos a los empleados que son tus principales defensores. Si ciertos empleados van más allá y obtienen mucho compromiso, muestra tu agradecimiento con una tarjeta de regalo, un bono u otros regalos.

Gamificación: en la misma línea de incentivos, la gamificación de tu programa de embajadores de marca lo hace más divertido y mucho menos corporativo. Puedes crear una tabla de clasificación y mostrar métricas sobre quién obtiene la mayor cantidad de impresiones o participación.

Tus empleados deben participar en tu programa de embajadores de marca porque quieren, no porque sientan que tienen que hacerlo.

3. Entrena a tus empleados

Simplemente decirle a tus empleados qué artículos desea que twitteen y dejarles el resto deja demasiado margen de error. Si estás utilizando una herramienta de embajadores de marca como BeAmbassador o Hootsuite Amplify, definitivamente querrás asegurarte de que tu equipo esté bien capacitado sobre cómo funciona la plataforma.

Cuanto mejor entiendan cómo usar tu plataforma, más probabilidades tendrán de participar. Lo último que deseas es confundir o frustrar a los empleados hasta el punto de que abandonen tu herramienta por completo.

4. Elije un enlace del programa (un coordinador responsable)

Tu programa de embajadores de marca necesita una persona presencial para preguntas o sugerencias. Dependiendo del tamaño de tu negocio, podría ser una persona o unas pocas personas.

La razón por la que es importante vincular a una persona al programa de embajadores de marca es para enfatizar este programa es parte de tu empresa y no un truco único o aislado. También ayuda a personalizar la experiencia y a contar con un responsable de curar la información que los embajadores pueden compartir en sus medios.

Tu coordinador del programa tendrá algunos deberes:

Correr la voz sobre el programa antes y después del lanzamiento

Curar contenido para compartir

Responder preguntas o tomar sugerencias

Animar a los empleados a compartir

Encontrar formas de mejorar la promoción

5. Elegir la mejor herramienta Employee Advocacy

Este tipo de estrategias requieren, para su correcta implementación, de plataformas o softwares que faciliten a coordinadores y embajadores su labor de promocionar a la marca.

Hoy en día podemos encontrar distintas opciones que nos ofrecen ayuda con la gestión y organización de estas tácticas. ¡Cuidado con elegir la adecuada!

La adecuada elección de esta herramienta te va ayudar a impulsar el posicionamiento orgánico y la promoción natural de tu negocio, a través de tus embajadores de forma más fácil e inmediata.

6. Hora de lanzamiento

Una vez que todo esté en orden, es hora de “lanzar” oficialmente tu programa. Comienza a recopilar contenido para que tus empleados lo compartan. Deseas comenzar con el pie derecho, así que asegúrate de darles algunos de tus mejores contenidos para compartir desde el principio.

También ten en cuenta que esto es nuevo. Así que no te desanime si no despega de inmediato.

7. Mantener el programa

La emoción inicial de tener un programa de embajadores de marca no durará para siempre. Eventualmente, las personas comenzarán a compartir con menos frecuencia o se detendrán por completo. Para minimizar las bajas, tu o tus coordinadores deberán ser muy proactivos.

Aquí tu plataforma elegida jugará un papel muy importante, por ejemplo, con BeAmbassador, Hootsuite Amplify, Addvocate o Circulate.it, puedes implementar gamificación y recompensas para que los ánimos no bajen. Y también puedes usarlo como una plataforma de comunicación interna, donde no sólo compartes lo que quieres que publiquen en sus redes sociales, sino también compartes información interna, lo que es un incentivo poderosísimo en dos vías:

Mantienes el interés por entrar a la plataforma a publicar.

Mantienes informado a tu personal por una plataforma digital mucho más eficiente y dinámica.

¿Cómo lo ves? ¿Te suena un programa así en tu empresa? ¡Sería genial! Espero que esta información sea de utilidad para tu negocio. ¡Yeah!

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299