• Uno de los beneficios más importantes de una reducción de precios es el llamar la atención de más compradores. 

  • Si no se promueve adecuadamente el cambio, los consumidores pueden interpretar que se debe a algo negativo, como una baja en la calidad. 

  • Lee: Apple rebajó los precios de sus smartphones en China.

En el escenario donde nos encontramos actualmente, para muchos negocios una reducción de los precios de sus productos o servicios puede sonar a una mala idea, sin embargo, es una estrategia que puede ser útil, por ejemplo, tal como destaca Simplicity Marketing Inc., para atraer a nuevos compradores, especialmente ahora que debido a la pandemia la demanda de algunos productos o servicios ha caído. No obstante, este camino no es tan fácil como parece, además de los cálculos necesarios para asegurar ganancias, las empresas deben contemplar cómo promover este cambió. Ese es el tema en el que nos centraremos a continuación.

Si como parte de los esfuerzos de recuperación tu marca o empresa ha tomado la decisión de hacer un ajuste en su estrategia de precios para adecuarse a las condiciones de los consumidores y ganar participación, este es el camino que debes seguir para impulsar este cambio de forma correcta, esto según lo destaca Marketing Insider Group:

  • Hazlo cohesivo

Como punto de partida, la fuente señala que un recorte en precios nunca es solo eso, un recorte de precios. Y es que una empresa que toma esta decisión de la nada, si nada más que un anuncio, lanza una señal de que hay algo que no quiere o de que algo ha cambiado. Puede interpretarse que el producto ha caído en su calidad, o que los clientes se han movido a mejores alternativas de productos o servicios. En cualquier caso, es mejor no dejar a los consumidores pensando en qué ocurrió para que se registrara este aparentemente repentino cambio en los preciso.

La mejor forma de abordar el tema correctamente es no pensar acerca de este tema como un simple cambio en los precisos, sino como un rebranding completo. Los cambios de presiono justificados pueden preocupar a los clientes o, incluso en un escenario peor, pasar completamente desapercibidos. Vender la idea de la reducción de precios es parte de una campaña de marketing más amplia que se necesita para asegurar que este hecho atrape la atención y justifica el nuevo valor que se le está dando al producto o servicio.

Con lo anterior en cuenta, es importante no simplemente pretender que la marca o empresa está presentando un nuevo producto o servicio cuando todo lo que se está haciendo es recortar el precio. En lugar de ello, se debe pensar en esto como una oportunidad para enfatizar nuevos elementos de lo que se quiere vender e incorporar su asequibilidad en el centro de la historia de marketing que se contará.

  • Enfócate en las características

Hablando de características o nuevos elementos a enfatizar, la fuente señal que es recomendable pensar en el precio del producto como un elemento clave de proceso de marketing. Con mucha renuencia, los profesionales del marketing se hacen a la idea de que el precio es como tal un diferenciado del producto en si, pero los consumidores no lo ven de esta forma.

Para una gran parte de los clientes, el precio e una característica como cualquier otra, y por ello se debe promover de ese mismo modo. Si el servicio principal de una empresa perdiera una característica clave, los clientes estarían justificados al ver este hecho también como una depreciación de la calidad.

Este mismo principio puede aplicar a los cambios en los precios de los productos o servicios. En ese sentido, es necesario enfatizar el nuevo precio en lugar de enfatizar el decremento de este.

Al incorporar mensajes en torno a la asquibilidad y accesibilidad en las acciones de marketing, el recorte en el precio se puede ver como un gran impulso a la calidad del producto o servicio en general.

  • Establece un lapso de tiempo

Uno de los errores más graves que se puede cometer al hacer un cambio en el precio de los productos o servicios es realizarlo de forma espontánea o sin una planeación cuidadosa, esto nunca debe pasar. Por el contrario, se debe tener un plan establecido, tener un plan a largo plazo para el precio del o servicio resulta absolutamente crucial para evitar problemas como los ya mencionados.

No obstante, antes de crear un plan, se necesita entender exactamente dónde se encuentra el producto en su ciclo de vida. Si recuerdas tus clases de marketing, diferentes productos tienen diferentes horarios para las típicas caídas en sus costos. Es importante saber exactamente cómo el precio sigue o se desvía de ese horario.

La fuente señala que aspecto más importante para formar una línea de tiempo para el cambio es establecer cómo lucirá el recorte en el precio en el futuro. Si reduces los precios con un mínimo esfuerzo en el apartado de marketing, solo para volverlos a elevar en unos pocos meses después, los clientes no estarán nada felices con este movimiento. Los recortes pensados para quedarse a largo plazo deben promovidos de esa forma.

No obstante, también puede haber valor en enfatizar los recortes temporales del mismo modo. Los negocios que buscan un impulso rápido deben gravitar hacia la baja de precios a corto plazo. Por otra parte, las empresas que buscan cambiar su modelo de precios de manera importante, deben considerar el valor de atraer a una base de clientes completamente nueva con una disminución permanente de precios.

  • Mantén a los competidores en mente

Finalmente, tal como destaca el punto, se debe tener contemplada a la competencia, y es que para bien o para mal, ningún cambio en los precios de los productos ocurre en el vacío. Los clientes siempre estarán viendo a la competencia para tener una idea de cómo tanto precios como productos se comparan unos con otros. Si tu reducción en el precio es una respuesta a una acción similar en la industria, las personas lo notarán. Así que para promover ese recorte de forma adecuada se deberá enfatizar los factores que lo hacen único.

Según MIG, ningún negocio quiere aparecer un paso detrás de su competencia. Si no quieres esto, considera enfatizar los avances en tecnología o impulsar la cadena de suministro que permiten que exista un recorte en los precios, o bien, menciona que esperas darle a los clientes el mejor valor posible por cada centavo que invierten. Es muy probable que ningún negocio salga de una guerra de precios, así que es recomendable asegurarse de mantenerse alejado de la competencia siempre que sea posible.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299