No basta con la creatividad, Big Data o las estrategias que el mercadólogo crea que son las mejores, sino que siempre hay que regresar a las bases, al camino que marcaron los expertos.

De ahí que el profesional de la mercadotecnia debe tener claras tres claves: necesidad, deseo y demanda. En este sentido, también debe entender todo sobre los productos las satisfacen.

Philip Kotler define la necesidad como “una sensación de carencia de algo, un estado fisiológico o psicológico”. Para satisfacerla existen los productos: un conjunto de caracteres y atributos que satisfacen necesidades.

Un producto es el resultado de un trabajo u operación, o una cosa que surge natural o artificialmente de un proceso.

En mercadotecnia, los productos son una opción elegible, viable y repetible que la oferta pone a disposición de la demanda, para satisfacer una necesidad o atender un deseo a través de su uso o consumo.​

Este, se puede clasificar en 5 clases existentes en el mercado:

Nuevos

Se trata de aquellos que se ubican en fase de lanzamiento y que esperan la respuesta del consumidor sobre sus características.

Temporada

Los disfraces de Día de Muertos o las banderitas para el 15 de septiembre son ejemplos de este tipo que se vende sólo durante un lapso específico.

Estrella

Los productos estrella destacan por el boom que tienen en ventas al momento de su lanzamiento, hasta que sale un superior. Sin embargo, también están aquellos productos que se mantienen durante años como la estrella en su segmento. Tal como el iPhone de Apple o el Galaxy de Samsung.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299