La fotografía en tu currículum vitae es uno de los aspectos más importantes ya que es, prácticamente, tu carta de presentación ante el reclutador y la primera imagen que se van a llevar de ti. Si quiere que la foto en tu CV sea perfecta y atraiga la atención de la persona que está haciendo el proceso de selección de personal para el puesto de trabajo al que aspiras, a continuación te vamos a dar algunos consejos clave con los que seguro lo logras.

1.- La sonrisa

Cuando posas para la foto de tu currículum, sonreír o no sonreír es una de las dudas que seguro te surgen. Debes saber que lo mejor es una sonrisa leve mejor que una carcajada, ya que no es necesaria pa encontrar un puesto de trabajo.

Evita verte lejano o distante. Sonrías o no, tienes que dar una imagen atractiva y cercana, mostrar una mirada directa y amable, ya que esto es mucho más potente y comunica más fortaleza.

2.- Personalidad

Sin duda alguna, lo más importante en una fotografía para tu CV es que muestre tu personalidad y favorecerla con la magia del encuadre. A través de la foto puedes transmitir tus valores, actitud y presencia. Piensa siempre cuál es tu lado bueno y concéntrate en él, basando el retrato en tu potencial físico más natural pero asegurándote que la atención recaiga en el rostro y no en tu cuerpo.

3.- Contextualización

Ponte siempre en tu entorno más habitual, buscando la situación más típica posible que hable de ti pero que nunca sea en espacios demasiado reconocibles ni evidentes. Si no contextualizas la foto, utiliza fondos neutros y de colores sólidos y texturas naturales como, por ejemplo, paredes de ladrillos.

4.- Luz ambiente

La iluminación de la foto para tu currículum tiene que ser suave y difusa usando, preferiblemente, una sombrilla para la fotografía. Si no tienes equipo profesional, puedes rebotar la luz con ayuda de una sábana blanca. Nunca posiciones una luz directamente sobre el rostro ya que esto desvelará el tono de la piel.

5.- El mejor horario para hacerte la fotografía para tu CV

A la hora de realizarte la fotografía para tu currículum, es mejor que te la tomes por la mañana o por la arde ya que la luz del sol al amanecer y al atardecer es única y no tiene equivalente. Es por eso por lo que debes evitar disparar al mediodía. Debes evitar hacer retratos entre las 11 y las 15 horas ya que el sol pega fuerte a estas horas y sus rayos dejarán un desagradable contraste de luz y sombras en la cara.

Y tú, ¿cómo te has hecho la fotografía para tu currículum?