CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Cómo comenzar un negocio propio (y triunfar)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
¿Suerte? ¿Dinero? ¿Voluntad? ¿Buenas intenciones? ¿Perseverancia? Sí, todo eso hace falta para tener éxito en un emprendimiento comercial, pero no es suficiente. Lo más importante era, es y seguirá siendo capacitarse, prepararse especialmente para conocer todo (o lo más que se pueda) sobre el comercio a abrir.

Buenos Aires, Argentina.- ¿Suerte? ¿Dinero? ¿Voluntad? ¿Buenas intenciones? ¿Perseverancia? Sí, todo eso hace falta para tener éxito en un emprendimiento comercial, pero no es suficiente. Lo más importante era, es y seguirá siendo capacitarse, prepararse especialmente para conocer todo (o lo más que se pueda) sobre el comercio a abrir.

No hay en general estadísticas certeras relacionadas con la cantidad de comercios que se abren y que, superado un lapso de tiempo (que es en general corto), cierran. Las causas pueden ser muy variadas, pero casi nunca tienen que ver con las intenciones, el esfuerzo, la suerte y ni siquiera el dinero.

“El éxito de tu negocio va a depender de cómo te hayas preparado antes de abrirlo”, dice Luciano Fiorini en una columna de opinión en el medio especializado argentino Infokioscos.

Según el especialista, “el problema comienza cuando la persona ‘se tira a la pileta (piscina) sin saber nadar o sin haberla llenado de agua primero’; o sea, sin haberse capacitado y asesorado en el asunto”.

Por qué es importante la capacitación: tips y mitos

  • Capacitarse (o asesorarse por especialistas) asusta a las personas. No hay que tener miedo, es necesario.
  • En general, se cree que la capacitación eso es sólo para las grandes compañías. Falso. Es vital hasta para el mas pequeño emprendimiento. Siempre es productivo “conocer” antes de “comenzar”.
  • Fiorini da un excelente ejemplo: “Supongamos que estoy con ganas de empezar una actividad. Un día me levanto y se me ocurre la idea de instalar un consultorio odontológico. No soy odontólogo, no me gusta estar y hablar con gente, no tengo estudios médicos y no soy bueno con las manualidades. ¿Como creen que me va a ir? Seguramente, muy mal”.
  • Antes de preguntarse, ¿por qué me va mal en el comercio que abrí?, hay que preguntarse: ¿Me capacité antes? ¿Me aseguré de conocer bien el rubro?
  • En el rubro que vas a abrir, ¿Sabes de costos, ventas, flujo de fondos, cuestiones impositivas, contables y laborales? ¿Tienes noción sobre informática, has conocido personas que ya han tenido o que actualmente tengan negocios similares? ¿Conoces a fondo los productos y servicios que vas a ofrecer? ¿Sabes algo de imagen, marketing y bromatología? ¿No? ¿Entiendes? Debes capacitarte para triunfar.
  • Dice Fiorini: “Llegará el día en que tengas que decidir con que margen vas a colocar cierto producto, o llegará la noche en que tengas que hacer la caja y necesites determinar si el día fue positivo o no. Sólo lo podrás hacer si antes te has capacitado, preguntado o asesorado”.

Sigue a Pablo en Redes Sociales


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados