Las redes sociales abrieron un espacio de interacción único entre consumidores y marca. No sólo se trata de la propuesta de inmediatez y cercanía; sino también de la posibilidad de abrir un canal de comunicación con tonos algo más coloquiales. Sin embargo, esto no quiere decir que se pueda publicar cualquier cosa sin una estrategia de fondo y Circle K aprendió esta lección de la peor manera.

Durante esta semana, la cadena de tiendas de conveniencia lanzó una promoción que buscaba “celebrar” el día de la secretaría, en la que promocionaba combos de vino con chocolates y un paquete de condones.

Las redes sociales no perdonan

El promocional fue difundido a través de las redes sociales de la marca, acompañado por un mensaje que llamaba a los seguidores a festejar a las secretarías “como se debe con este combo ejecutivo”.

El contenido no fue bien recibido por los usuarios quienes de manera inmediata se pronunciaron en contra de la promoción acusándola de ser sexista y llamar al acoso laboral.

Las denuncias subieron de nivel cuando la senadora Patrica Mercado se sumó a las acusaciones, seguida de la diputada local en la Ciudad de México, Alessandra Rojo de la Vega.

Ante la polémica, la firma decidió eliminar el tweet al tiempo que publicó un comunicado en el que “lamenta profundamente el contenido publicado en redes sociales, que tenía como fin difundir una oferta de productos y nunca promover estereotipo alguno” addendas de asegurar que tomó “las medidas necesarias para que no vuelva a suceder y reitera su compromiso en ser una empresa que no discrimina por razones de género o cualquier otro motivo que atente contra la dignidad humana”.

Sin estrategia y contexto

El caso deja en claro una de las malas prácticas que muchas marcas siguen ejecutando dentro de su gestión en redes sociales. Si bien estos espacios favorecen establecer un diálogo más relajado con los públicos meta, lo cierto es que estas acciones deben tener una estrategia detrás, misma que exige considerar el contexto para no incurrir en una falta que sea castigada por la audiencia.

Estimaciones de Grupo Human indican que cerca de 40 por ciento de los profesionistas mexicanos han experimentado acoso laboral y 5 de cada 10 personas consideran que el lugar en el que trabajan no cuenta con los canales de comunicación necesarios para denunciar y detener estos comportamientos.

Para ser más específicos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que el 79.1 por ciento  de los casos de violencia laboral contra la mujer sucede en los centros de trabajo, y ésta suele ser emocional (48.45 por ciento) o sexual (47.9 por ciento).

Ante este escenario, queda claro el error en la promoción de Circle K, ejecución que se olvidó de entender el contexto del mercado.

loading...