Cinco metas para tu estrategia de marketing

Marketing

Para arrancar cualquier acción de mercadeo, lo ideal es elaborar una estrategia de marketing. Sin embargo, decidir los pasos a seguir puede generar ansiedad. Para no perder el objetivo de tus esfuerzos y tener el plan más acertado, recomiendo revisar los siguientes puntos.

Visión a corto, mediano y largo plazo

El objetivo de una estrategia de marketing debe estar alineado a las metas del negocio. Para definir los pasos a seguir, es necesaria la visión de la dirección a corto plazo equivalente a un año; a mediano plazo similar a cinco años y a largo plazo correspondiente a un período de diez años. Un simple diagrama ayuda a trazar la estructura futura del negocio. Este mapa es la base para definir cada acción a seguir en la estrategia de promoción de la marca.

Presupuesto para campañas temporales y constantes

¿Cuándo es mejor invertir de forma continua y cuándo se requiere hacerlo por temporada? En relación al punto anterior, es necesario conocer las “batallas” que la marca enfrentará. Para saberlo, es necesario identificar las épocas de mayor oferta y demanda; y al mismo tiempo, conocer que el posicionamiento debe ser constante.

Storytelling de contenidos basado en metas estratégicas

Cada contenido es consecuencia del plan a corto, mediano y largo plazo. Es como seguir el sendero de una vereda: en ocasiones nos saldremos un poco de la línea para tocar temas en tendencia o apoyar alguna causa. Incluso, estos momentos deben estar alineados a un objetivo final.

Mapeo temático para contenidos

Una muy buena herramienta es diagramar un mapa con temas principales y secundarios, identificar cuáles podemos impulsar según objetivos estratégicos. Definir temas y subtemas ayuda a generar matrices por anticipado enfocadas a metas. También es necesario definir la cantidad de publicaciones que tendrá cada tópico, así como su calendarización. Este trabajo es de vital importancia para medir resultados y saber si los esfuerzos están teniendo éxito con la audiencia.

Diseño de tu flujo de conversión

Adicional a la estrategia de contenidos, es necesario tener un flujo o funnel de conversión. Como resultado de las campañas que hayas activado, tendrás prospectos con sus datos de contacto, y esta información deberás introducirla a funnel, donde podrás llevar a tus leads a través de un proceso de conversión. El flujo son embudos que se basan en las acciones del usuario, cuando Sí ha hecho clic o mostrado interés con un producto, un nuevo mensaje se envía para reforzar la intención. De igual forma si no hubo respuesta de su parte, se activa otro correo con información o promociones adicionales. Este proceso automatizado funciona en base a los Sí y los No.

Con estos pasos puedes crear tu estrategia o complementarla. Dime tus comentarios y cómo puedo ayudarte a completar la información. ¡Hasta el próximo martes!