Christine Lagarde afirma que el TLCAN no necesita un cambio… requiere varios

La directora del Fondo Monetario Internacional señaló que la resolución a la que lleguen sus participantes debe considerar cambios constantes.

christine lagarde
Foto: Fondo Monetario Internacional (FMI)

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, consideró este jueves que es justificada la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debido a que a los 20 años de su existencia, los cambios sociales, económicos y diplomáticos son muy notorios.

“Para un tratado comercial que ha estado en existencia por 20 años, no es inusual o innecesario, echar un vistazo, meterse bajo la piel del acuerdo, encontrar lo que funciona, lo que no está trabajando, lo que se espera mejorar”, dijo Lagarde sobre el actual proceso de renegociación entre Canadá, Estados Unidos y México.

Durante la conferencia de prensa de apertura de la reunión anual de otoño del FMI, Lagarde desestimó la existencia de paralelos entre la negociación y la que tiene lugar en torno a la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Lagarde pareció desestimar la contenciosa ruta que han tenido las negociaciones del TLCAN, indicando que toda negociación involucra siempre la toma de posiciones a fin de generar espacio para poder maniobrar.

Sin embargo, evitó pronunciarse sobre el estado de las negociaciones o sobre el eventual impacto que podría tener su disolución como tal, ante los reiterados amagos del presidente Donald Trump de sacar a Estados Unidos si no logra condiciones favorables.

Por su parte, el economista en jefe y consejero económico del FMI, Maurice Obstfeld, advirtió el martes que cualquier desajuste en el intercambio comercial resultado de esta renegociación, tendrá efectos negativos sobre los tres socios por igual.

Lagarde expuso que los cambios tecnológicos ocurridos desde que el acuerdo trilateral fue firmado 23 años atrás, constituyen una razón suficiente para revisar el acuerdo y por ello, indicó, “la renegociación es bienvenida”.

“Personalmente, habiendo sido ministra de Comercio (de Francia), creo que los acuerdos comerciales deben tomar en cuenta de manera constante los cambios, a fin de ser ajustados y continuar facilitando el comercio y elevar el movimiento (de personas y mercancías)”.

Consideró, sin embargo, que negociaciones como esta deben ir más allá del comercio y considerar que regiones, áreas y sectores serán afectados por estos intercambios.

Por ello, la funcionaria agregó que es indispensable tomar en cuenta “qué medidas serán tomadas a fin de responder a esos temas y ayudar a la gente a ajustarse, tener movilidad y tener la capacitación que les ayudará también a beneficiarse de la situación”.