Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

China va por un segmento de negocio que no tiene límites: el mercado estelar

China acelera su presencia en el espacio con la llegada de astronautas a su nueva estación espacial. 

China es la segunda potencia comercial del mundo, está en el top 3 de las naciones más poderosas en cuanto a la fuerza militar y, ahora, es una de las mejor posicionadas en la carrera espacial del siglo 21.

Esto es un dolor de cabeza más para los Estados Unidos, que, al menos en ese segmento de mercado, tenía todo controlado desde la caída de la Unión Soviética.

De la mano de la Nasa, las siglas de National Aeronautics and Space Administration, ha sido líder en todos los desarrollos espaciales de las últimas tres décadas.

Sin embargo, Xi Jinping también está dispuesto a dar batalla en ese nicho de “mercado geopolítico”, y cuando China se pone algo en la cabeza, en general, lo logra.

La última novedad en este sentido es el envío de los primeros astronautas a su estación espacial este jueves 17 de junio, dando un paso más que significativo para tratar de sumar market share en el “mercado estelar”.

Según se conoció oficialmente por parte de los medios chicos, el cohete transportó a tres astronautas hacia la órbita de la Tierra, donde se acopló con la estación espacial que está en construcción.

El lanzamiento, según los funcionarios chinos, fue un “éxito total” y marca la primera vez en cinco años que China envía una misión tripulada al espacio.

“Como en 1960”

La aceleración de China en esta carrera es previa al coronavirus y ya la conocía el ex presidente estadounidense, Donald Trump.

Mike Pence, ex vicepresidente del magnate republicado, lo dijo muy claramente hace dos años: “Estamos en una carrera espacial idéntica a la de la década de 1960, y lo que está en juego ahora es aún mayor”.

Las palabras fueron vertidas en la misma Nasa, cuando anunció que la agencia financiada con fondos estatales y privados avanzaría en un intento de regresar a la Luna para 2024.

Este es un proyecto que la administración de Joe Biden no canceló.

Que Biden no decida cambiar de idea tiene relación con que China se convirtió en 2019 en la primera nación en aterrizar una nave espacial no tripulada en el lado “oscuro” de la Luna.

En ese momento, Pence describió el hecho como “un intento por apoderarse de un terreno estratégico lunar que está más elevado”, con la idea de “convertirse en la potencia espacial más importante del mundo”.

China llegó mucho más tarde al espacio que Estados Unidos y la URSS. Fue en 2003, cuatro décadas después de las grandes potencias del siglo pasado. Sin embargo, desde entonces, su crecimiento ha sido meteórico.

Ahora está terminando de ensamblar su estación Tianhe y tiene todo listo para alojar astronautas por varios meses. En mayo, se unió al módulo una nave espacial de carga con equipos, propulsores y alimentos.

Los tres astronautas que viajaron ahora y su nave espacial (Shenzhou 12) pasarán tres meses probando los sistemas de soporte vital, realizarán experimentos y prepararán todo para luego acoplar dos módulos más en 2022.

China espera llevar a cabo 12 misiones espaciales en lo que queda de 2021 y hasta diciembre del año que viene, todo un récord para cualquier país.

Cambio de escenario

La Nasa tiene problemas, no de marca (el prestigio la ubica entre las más importantes del mundo), pero sí de financiamiento, ya que la mayor parte de sus fondos proviene del Gobierno y la situación es complicada. Más ahora con el impacto de la pandemia.

La tendencia mundial (con la excepción de China) apunta en un sentido diferente: los emprendimientos privados.

Los satélites se están volviendo cada vez más pequeños y su construcción más barata que hace algunas décadas. De hecho, ya hay casi 1.400 en órbita.

Esto ha dado lugar a que un grupo de empresas prometa “acceso al espacio” con innovaciones inéditas, como cohetes reutilizables y sistemas horizontales de lanzamiento.

En esa carrera paralela están Elon Musk (SpaceX) y Jeff Bezos (Blue Origin).

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados