El Día de las Madres es una de las fechas más importantes para el mundo de la mercadotecnia y la publicidad. No obstante, ante la cantidad de mensajes y activaciones creadas al rededor de esta celebración conseguir buenos niveles de engagement durante dicha fiesta es una tarea cada vez más compleja.

La oportunidad es clara si consideramos que, en promedio, año con año se generan cerca de 173 millones de búsquedas relacionadas con el Día de las Madres, de acuerdo con datos de Google. Para ser más puntuales, en México las búsquedas relacionadas a este festejo aumentaron seis veces en 2 años, de acuerdo con esta plataforma.

Sin embargo, lo cierto es que cada vez son más las marcas que buscan capitalizar esta particular celebración, lo que dificulta la tarea de conectar correctamente con el público meta.

Más allá de una felicitación

De mucho sirve reconocer que, de acuerdo con DynAdmic, los contenidos más buscados alrededor de dicha celebración son acciones de branded content o contenidos vinculados a alguna marca (68 por ciento), información relacionada con Influencers y family vlogs (9 por ciento), canciones (8 por ciento) y animaciones (6 por ciento).

También es de utilidad reconocer que las campanas en video online son 3 veces más efectivas, pero a pesar de estos indicadores, todo esfuerzo será en balde si no logra conectar con las emociones reales del consumidor.

En este sentido, una felicitación emotiva así como los mensajes clásicos relacionados con tan especial día están obligados a evolucionar y buscar caminos distintos que permitan conectar con las audiencias, aumentar el engagement y, quizá, buscar un llamado a la acción que termine en una compra.

Dibujos infantiles venden lujo

Un buen ejemplo de esto, es la estrategia que Chanel firma que con motivo del 10 mayo decidió cambiar las reconocidas fotografías de sus productos con dibujos infantiles en busca de generar ventas.

Desde el perfil oficial de la marca, se puede observar un carrusel en el que se promocionan diversos productos de la firma, los cuales antes de ser presentados con una foto de excelente calidad, fueron plasmados por dibujos infantiles en donde la marca no es legible y poco se asemeja a la realidad.

No obstante, el interesante atrevimiento ha provocado una buena aceptación por parte de los seguidores de la marca, querida además de compartirla y reaccionar positivamente a la acción han compartido mensajes emotivos alrededor de la publicación que aprovecha para felicitar a las madres en su día.

Lo cierto es que al dar clic en cada imagen el usuario es direccionado a una tienda en línea desde donde se pueden observar las características reales del producto además de realizar una compra.

La ejecución aunque es arriesgada juega en dos territorios que por definición terminan por beneficiar a la marca. Por un lado apela a las emociones de las audiencias con una referencia simple pero poderosa, misma que se acompaña con una llamada a la acción que bien puede terminar en una venta.