Chanel convirtió París en una playa para el desfile de su nueva colección

chanel-playa-paris

Louis Vuitton se mantiene en la posición número uno como la marca de lujo más valiosa y también como la tercera con mayor crecimiento de la categoría, +41 por ciento y un valor de 41.1 mil millones de dólares, de acuerdo con el ranking BrandZ Top 100 de las marcas globales más valiosas del mundo anunciado por WPP y Kantar Millward Brown.

La segunda marca más valiosa es Hermès, le siguen Gucci, Chanel, Rolex, Cartier, Burberry, Prada, Dior y Yves Saint Laurent. Con esas marcas de por medio se entiende que la industria de lujo es por demás competida.

Al punto de que las pasarelas se han convertido en un show extravagante con el objetivo de llamar la atención sobre otras firmas.

Recordemos que a Moto Guo, quien presentó sus diseños con rasgos infantiles en Milán, en modelos caracterizados con acné, lo que lo llevó a colocar su nombre a nivel mundial, después de ser desconocido en el sector.

Hace poco los drones protagonizaron la pasarela de Domenico Dolce y Stefano Gabbana en la Semana de la Moda de Milán, quienes abrieron su desfile con una docena de ellos sobrevolando con la nueva colección de bolsos de la marca.

En su afán por innovar, Chanel convirtió París en una playa.

 

El director artístico de la marca, Karl Lagerfeld, hizo construir una playa artificial bajo la bóveda acristalada del Grand Palais de París. Así, la colección de prêt-à-porter para la temporada primavera-verano de 2019 será recordada por este desfile.


Ser extravagante en los desfiles se ha convertido en una estrategia necesaria para las marcas de lujo y una vez demostró su efectividad.

loading...