Cayó un Boeing 737 con más de 170 pasajeros y no hay sobrevivientes

Un avión Boeing 737-800 con destino a Kiev se estrelló en Irán. Murieron todos a bordo. No es el modelo Max que fue responsable de las tragedias anteriores y que generó la crisis en la compañía estadounidense.

  • Un vuelo de Ukraine International Airlines se estrelló luego de despegar de Teherán

  • La catástrofe, que dejó al menos 176 fallecidos (todos los que iban a bordo), no tiene relación con la crisis entre Irán y los Estados Unidos

  • El protagonista es un Boeing 737-800, pero no es el modelo Max, cuyos aviones están en tierra desde hace meses por dos tragedias previas

Un avión de pasajeros Boeing 737 operado por una aerolínea ucraniana se estrelló minutos después del despegue de Teherán, Irán, este miércoles 8 de enero por la mañana, dejando como saldo el fallecimiento de todos a bordo, según confirmaron las autoridades locales y el gobierno de Ucrania.

Había 167 pasajeros y nueve miembros de la tripulación.

El vuelo 752 de Ukraine International Airlines era un Boeing 737-800 que se dirigía a Kiev desde el aeropuerto internacional Imam Khomeini de Teherán.

Según los datos de la aerolínea que están siendo difundidos por la prensa europea, el avión transportaba ciudadanos de Canadá, Irán, Suecia y Ucrania. El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, en paralelo, dijo que había cuatro pasajeros de Afganistán, tres de Alemania y tres de Gran Bretaña.

En una conferencia de prensa, la aerolínea explicó que están estudiando las razones de la caída, aunque anticipó que no había habido ningún problema previo con el avión que recibió el último servicio mecánico de revisión el 6 de enero. También dijo que que la tripulación tenía mucha experiencia.

La agencia de noticias Fars de Irán informó que el avión se estrelló debido a problemas técnicos, sin proporcionar más detalles. No tendría relación con el conflicto Irán-EE.UU.

El 737-800 no es un 737 Max, el modelo de avión que los organismos reguladores mundiales decidieron decidieron prohibir que vuelen hasta que se establezcan las razones de dos accidentes fatales en un lapso de cinco meses a fines de 2018 y en marzo de 2019.

Esto llevó a Boeing a su mayor crisis en sus 100 años de historia.

Bigstock

De acuerdo con Flightradar24, el 737-800 accidentado fue adquirido nuevo por Ukraine International Airlines en 2016,

Boeing emitió un breve comunicado en el que dijo: “Somos conscientes de los informes de los medios de comunicación de Irán y estamos recopilando más información”.

A su vez, el fabricante de motores CFM, marca que utiliza este modelo de Boeing, dijo que era “prematuro especular sobre la causa del accidente”. CFM es propiedad de General Electric.

“Estamos tristes por lo sucedido con el vuelo 752 de Ukraine International Airlines. Expresamos nuestras más sinceras condolencias a las familias y seres queridos de los que están a bordo”, dijo GE en el mismo comunicado.

En octubre de 2018, un 737 Max 8 de la aerolínea Indonesia Lion Air cayó apenas despegó.

En marzo de 2019, una nave idéntica, pero de Ethiopian Airlines, se accidentó tras levantar vuelo en Kenia. Iba hacia Nairobi. En ese avión murieron 157 personas y, en el de Indonesia, 187.

Los problemas para Boeing son graves y todo es pérdida: la marca pierde por su valor de marca, pierde porque no están volando sus 737 Max, pierde porque se cancelaron los pedidos del modelo y pierde porque las entregas de aviones comerciales, de todos en conjunto, se redujeron drásticamente.

Sigue a @PabloPetovel

 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299