#ByeByeBeetle, adiós al auto que oficializó la nostalgia en los productos de consumo

  • Este miércoles se produjo el último automóvil modelo Beetle en la planta de producción de Volkswagen, en Puebla, México.

  • El Beetle se inspiraba en las formas del Volkswagen Sedán, el legendario “Escarabajo” que en México bautizamos como “Vocho”  

  • En el final del siglo XX y el segundo milenio, a las marcas las invadió la nostalgia por el pasado que retomó modelos y diseños con un éxito previamente probado.

Con música de mariachi, flores y los flashes de periodistas, trabajadores y otras personas, este miércoles se produjo el último automóvil modelo Beetle en la planta de producción de Volkswagen, en Puebla, México.

Así se despide uno de los grandes. Gracias, Beetle. Esto es solo el comienzo. 😎👌🏻 #ByeByeBeetle pic.twitter.com/80h8ySr6JL

— Volkswagen de México (@Volkswagen_MX) 10 de julio de 2019

Desde hace una semanas, la marca automotriz anunció el fin de la producción de este vehículo, sin que exista riesgo de pérdida de empleos en la actividad de la planta, toda vez que se enfocarán en la producción de modelo Tiguan.

Beetle Final Edition es el nombre de este último vehículo producido en México, sólo se generarán 65 unidades y el número coincide con los años que la marca cumple en nuestro país. La única manera de adquirir el auto será a través de internet.

Con la fabricación del último Beetle, llega a su fin la historia de un automóvil que surgió como una apuesta al consumo de nostalgia, toda vez que representó una versión mejorada del clásico “Escarabajo”, el modelos Sedán que en México todos conocimos como “Vocho”. El Vocho, por su parte, dejó de producirse en 2003.

El periodo de vigencia de esta apuesta de la ingeniería automotriz fue de 21 años, de 1998 a la actualidad. Fue la planta de Puebla, en México, donde se produjeron prácticamente todos estos vehículos, los cuales fueron exportados a múltiples latitiudes en el mundo.

En 1998, cercano el final del siglo XX y el segundo milenio, a las marcas las invadió la nostalgia por el pasado, lo que marcó una tendencia que el terreno automotriz que condujo a la creación del propio VW Beetle y otros automóviles como el PT Crusier de Chrysler -con una línea que recordaba a los viejos autos de las décadas de 1940ny 1950-, o el Ford Mustang, que en esos años retomó el diseño con el que surgió en la década de 1960.