3 formas de conocer lo que buscan los usuarios de una marca en redes sociales

Lo que buscan los usuarios en redes sociales
Vía:

Hoy más que nunca, ser relevante para el consumidor es prioridad para mercadólogos y el marketing en general. El hecho de optimizar diferentes estrategias y tácticas únicamente responde a una situación: hacerse notar y ganar mercado. Si bien el camino digital se ha convertido en la ruta principal para llegar a los usuarios, también puede resultar sencillo hacer otro tipo de acciones más estratégicas, enfocadas a lo básico.

El reto consiste en saber qué tipo de tareas digitales y offline pueden ser parte de la apuesta. Lo cierto es que el trabajo en redes sociales se ha convertido en un componente clave de las campañas de marketing actual. Según Hootsuite, en 2018 se estimó que los ingresos publicitarios en redes sociales ascendieron a 51.3 mil millones de dólares. Por su parte, CMO Survey señala que, para el 2023, la inversión de las empresas en social media advertising representará el 18.5 por ciento del gasto total en sus esfuerzos de marketing.

De esta manera, el implemento de redes sociales como Facebook (la plataforma más utilizada del mundo), Twitter (que se ha mantenido después de más de 10 años de existencia) o recientemente Instagram (la red social con mayor proyección en el mercado de medios digitales en la actualidad) en estrategias de mercadotecnia se ha convertido en una necesidad elemental.

En mayor medida, responde a la tendencia de los usuarios y consumidores, quienes usan las redes sociales para descubrir una forma de establecer contacto con negocios, empresas y personalidades a través de diferentes funciones. La interacción es inmediata y fugaz, por lo que ven un área de oportunidad de comunicación en torno a diferentes necesidades: preguntas, quejas, informes, etc.

Redes sociales: espacio de interacción entre empresas y consumidores

Así, la importancia que tienen los medios sociales para resaltar a una firma en particular es innegable. En mercados como Estados Unidos, al menos 78 por ciento de consumidores ha descubierto productos a partir de la interacción en esta plataforma. Por ello, la gestión de las marcas sigue siendo crucial para fomentar la interacción en este tipo de espacios.

Para mantener la relevancia, hay nuevos procesos que hoy impactan en el resultado de las estrategias de marketing, sobre todo el uso del campo tecnológico, el cual ha sido uno de loas más utilizados por parte de los mercadólogos. Recursos como Machine learning, Big Data y optimización de redes sociales replantean la manera de hacer y ejecutar diferentes estrategias.

¿Qué procesos optimizar?

El papel que juega el estrategia para saber qué es lo que pide la audiencia es fundamental. Más allá de la creatividad, tener una táctica de conocimiento ayuda a saber de mejor manera qué piden los usuarios.

Al mismo tiempo, según una recomendación de Social Bakers, hay al menos tres puntos en los que es necesario optimizar el trabajo que se lleva a cabo.

  • Seguimiento de los canales de redes sociales

El análisis de redes sociales ayuda a rastrear los días y las horas en que las publicaciones reciben la mayor parte de interacciones por los usuarios. En función de los datos que se han recopilado, se pueden determinar los tiempos de publicación correctos y lo que es más importante, qué tipo de contenido tuvo mejor respuesta.

Sin embargo, hay algunas variables que se deben considerar al compilar dichos datos. Esto puede ser si se está publicando sobre diferentes temas o la utilización de diversos formatos, lo que también puede influir en la manera en la que se desarrollan las interacciones. Lo que resulta cierto es que el seguimiento de estos datos puede ser útil para consolidar y buscar patrones de mayor interacción.

Por ejemplo, el contenido de video puede tener un mejor desempeño en Facebook, que una imagen o un estado publicado a la misma hora o el mismo día de la semana.

  • Pruebas A/B

Las pruebas A/B son una excelente manera de tener un panorama e idea sobre cómo responde la audiencia al contenido. Después de elegir una variable y probar diferentes intervalos se puede saber cuál funciona mejor.

Lo mejor es que este concepto se puede aplicar a casi cualquier cosa: en los copys, en el tipo de contenido como tal, en los tiempos y la frecuencia de publicación, etc. Cualquier estrategia de contenido que pueda implementar estas pruebas obtendrá mejores resultados.

La norma a seguir es no probar demasiadas variables al mismo tiempo, pues los datos serán confusos. Lo ideal es mantener las pruebas separadas para que los resultados que se obtengan sean claros y prácticos.

  • Análisis del público objetivo

El análisis del público objetivo es la investigación de los datos demográficos dentro de un grupo: idioma, edad, género, preferencias, objetivos y otras métricas. Ayuda a descubrir quién es la audiencia que tiene una página en redes sociales, lo que fomenta una manera de descubrir cómo dirigirse a la misma.

Cuando se completa este apartado, hacer un análisis de la audiencia será fundamental para poder tener otro tipo de beneficios, como reducir costos y superar a la competencia. Finalmente, esta información es necesaria para publicar contenido relevante y atractivo, además de explicar en qué momento están activos los usuarios de dicho grupo.

También le ayuda a llenar los vacíos que quedan al momento de hacer una estrategia. Sobre todo cuando no se sabe si se está publicando en un momento óptimo para su negocio. Si no se tiene cuidado, el contenido no funcionará como debería hacerlo.

Para aprovechar al máximo estos datos, se tienen que trabajar en un solo lugar. Aquí, los apartados analíticos nativos de las plataformas son útiles.