Aún cuando las medidas de confinamiento se han relajado, la realidad es que las entregas a domicilio y los pedidos a distancia se mantienen como una constate en el sector restaurantero. El asunto se ha convertido en el pretexto perfecto para Burger King en su campaña en contra de McDonald’s.

Ya sea por las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades, por evitar aglomeraciones o bien por simple comodidad, durante este periodo, las aplicaciones y envíos a domicilio han crecido de manera exponencial.

Tendencia que creció en la pandemia

Una vista a lo que se leía en el mercado antes de la coyuntura de salud permite vislumbrar los alcances de estas plataformas en esta coyuntura.

Según un informe publicado por la firma de análisis Allie Market Research el mercado global de las apps de comida a domicilio alcanzó un valor de 3 mil 790 millones de dólares durante 2017 y se espera que para 2023 esta cifra alcance los 16 mil 600 millones de dólares, con un crecimiento anual del 27.9 por ciento.

En el mercado mexicano las cifras son contundentes. Se calcula que cada mes los consumidores mexicanos gastan 700 pesos en servicios como Uber Eats.

De manera puntal, cifras entregadas por Statista indican que cada año los mexicanos gastan 74 dólares en pedidos de comida a domicilio en restaurantes y 54.4 dólares en aplicaciones de entrega a domicilio, lo que genera un valor de mercado de mil 657 millones de dólares anuales, entre ambos tipos de servicios.

Antes de la emergencia sanitaria, se estimaba que en el mercado nacional 6 de cada 10 mexicanos realizaban sus compras mediante este tipo de plataformas, cifra que ha crecido en las últimas semanas y que de manera puntual podría traer un crecimiento a triple dígito para las apps de entrega a domicilio.

Las marcas lo saben

Si bien al principio de la pandemia muchas marcas decidieron asociarse con firmas de reparto y pedido a domicilio ya consolidadas, con el paso del tiempo cuando este medio se convirtió en la norma, muchas firmas lanzaron sus servicios propios.

Burger King en México, por ejemplo, lanzó un nuevo sistema de pedidos online mediante WhatsApp. Se trata de un asistente virtual que busca dar soporte a los clientes de Burger King entregando información de valor que da desde la ubicación de restaurantes y consulta de promociones hasta la posibilidad de realizar pedidos mediante un mensaje ya sea para recoger el producto en tienda o bien para recibirlo a domicilio.

Lo cierto es que esta tendencia no ha servido únicamente para la marca dueña del Whopper como una oportunidad para habilitar una nueva forma de comercialización; también se ha convertido en el pretexto perfecto para una vez más “trollear” a su rival.

Pide en Burger King y recoge en McDonald’s

En una nueva campaña ejecutada por Burger King en Finlandia, la marca ha puesto una serie de espectaculares y mupis ubicados en lugares próximos a los restaurantes de Burger King.

En estos emplazamientos, la marca invita a los comensales a realizar un pedido a domicilio indicando ese punto como dirección de entrega. Al hacerlo el servicio de entrega no tendrá costo.

“Casi todos los distritos de Helsinki tienen un restaurante McDonald’s. Lamentablemente, Burger King no es tan común. Lo sentimos por los habitantes de la ciudad. Sabemos lo que se siente al anhelar el sabor de nuestras jugosas hamburguesas a la parrilla. Pero por suerte para ellos, hay una solución fácil”, destaco Kaisa Kasila, Brand Manager de Burger King para que mercado.

Burger King

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299