Bimbo fija postura electoral: no anunciará plan de inversión, hasta saber el resultado

La empresa señala su preocupación por el resultado de las elecciones y que “pudieran cambiar el rumbo del país”.

Bimbo
Imagen: Bigstock

Durante los últimos 10 días, varias marcas fijaron su postura con relación a las elecciones presidenciales de México, mientras que un grupo del sector empresarial prefiere mantenerse lejos del candidato puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, el sector en general se ha mantenido neutral con relación a los resultados del 1 de julio.

Sin embargo, una de las respuestas esperadas era la de Grupo Bimbo, quien anunció este viernes el freno de sus inversiones en el país “ante la incertidumbre por los resultados de las elecciones presidenciales”.

Estamos reanalizando nuestras inversiones en Capex (gastos de capital) y hasta que no sepamos cuál va a ser la conclusión no las reactivaremos”, anunció Estefanía Poucel, responsable de la relación con inversionistas de la compañía panificadora mexicana.

De acuerdo con un reporte del diario El Economista, la ejecutiva expuso la preocupación que la empresa ha manifestado públicamente por el resultado de las elecciones que “pudieran cambiar el rumbo del país”.

La inversión que la compañía contempla para este año a escala global es de 800 millones de dólares, pero el monto que previsto para México no ha sido revelado.

Las acciones de Bimbo cerraron en la sesión de este viernes en la Bolsa mexicana con un avance de 1.74 por ciento, a 35.68 pesos por unidad, luego de que el jueves retrocedieron un 3.18 por ciento con respecto a un día anterior. La empresa acumula una baja anual del 18 por ciento.

El líder moral de Morena ha ampliado su ventaja en las encuestas de intención del voto, figurando con el 40 y 50 por ciento, sacando más de 20 puntos de ventaja a sus contrincantes.

Sin embargo, aunado a los resultados, algunos miembros del sector empresarial manifestaron su postura contra el político tabasqueño, los cuales  han invitado a la sociedad y a sus trabajadores a razonar su voto.

Pese al panorama electoral, la estrategia de Bimbo busca ser más rentable, por lo que el crecimiento orgánico vendrá a través de la reinversión, como lo hecho en el centro de distribución en México, las nuevas plantas internacionales en India y Rusia, además de la robotización de sus procesos productivos.