Basta, Facebook: le ordenan recopilar menos datos de los usuarios

Alemania es el primer país en ponerle un límite a la recopilación indiscriminada de datos de usuarios que hace Facebook (Instagram, Whastapp). Debe tener el consentimiento expreso de los individuos.

Imagen: Bigstock

Es la novedad de este jueves en cuanto a protección de datos y privacidad en línea: las autoridades de Alemania le dijeron a Facebook que sólo puede seguir recopilando información sobre sus usuarios (más allá de su aplicación y sitio web) si obtiene el consentimiento expreso de los usuarios.

El organismo de control germano llevó a cabo una investigación en la red social de Mark Zuckerberg debido a las preocupaciones generalizadas sobre el desconocimiento del alcance de las actividades que realiza la empresa una vez que acumula información en sus bases de datos.

La firma estadounidense dijo que apelará la decisión.

Específicamente, el organismo alemán dictaminó que dictaminado que:

  • Los diversos servicios que brinda la empresa de Zuckerberg (como Facebook, Instagram o WhatsApp) pueden continuar recopilando datos, pero no pueden cruzar esa información con la cuenta principal de Facebook del usuario, a menos que el usuario dé su consentimiento voluntario.
  • Asimismo, la recopilación de datos de sitios web de terceros y su combinación con una cuenta de usuario de Facebook también se permite, pero siempre que ese miembro haya otorgado permiso a la empresa.

Un detalle interesante: el organismo de control dice que una “marca en una casilla de aprobación obligatoria” al aceptar los términos de la compañía no es suficiente para el “procesamiento intensivo de datos” que está haciendo Facebook por estos días. El fallo completo.

Según la BBC, si bien el fallo sólo se aplica a las actividades de la compañía de Zuckerberg en Alemania, es probable que influya en otros reguladores, especialmente en Europa.

En su descargo, la red social afirma que el organismo de control (la Bundeskartellamt o Federal Cartel Office –FCO–) sobrepasó sus funciones al fallar sobre un asunto de privacidad de datos. Algo que, según Facebook, corresponde a otro regulador.

La red social más grande del planeta tiene ahora un mes para impugnar el fallo antes de que sea efectivo.

Si la decisión se confirma, la compañía está obligada a desarrollar soluciones técnicas para garantizar que cumpla dentro de cuatro meses.

Entre las justificaciones, la FCO dice que cree que Facebook abusó de su posición de dominio en el mercado para recopilar los datos. “Ya no se permitirá a Facebook obligar a sus usuarios a aceptar la recopilación y la utilización prácticamente sin restricciones de datos que no sean de Facebook a sus cuentas de usuario de Facebook”, dijo en un comunicado firmado Andreas Mundt, su presidente.

Conferencia de prensa de Andreas Mundt sobre el tema. Fotografía: Twitter de @catrinbialek.

Según el organismo alemán, “la combinación de fuentes de datos contribuyó sustancialmente para que Facebook fuera capaz de crear una base de datos única para cada usuario y así ganar mercado”.

La decisión podría afectar el uso de la empresa de los botones Me gusta y Compartir en sitios externos, lo que permite a Facebook rastrear la dirección de protocolo de Internet (IP) de cada visitante, el nombre y la versión del navegador web y otros detalles que se pueden usar para identificarlos. Lo hace, incluso, si los usuarios nunca hacen clic en esos botones.

Facebook también obtiene información adicional cuando su inicio de sesión de Facebook permite registrarse en otras aplicaciones evitando tener que escribir un nombre de usuario y contraseña únicos para cada servicio.

Además, la compañía ejecuta el polémico Facebook Pixel, que agrega un código a sitios de terceros para que sus propietarios puedan rastrear si los anuncios que se publican en la red social más grande del mundo convierten a las personas que los vieron en compradores.

La empresa de Zuckerberg, que está en el proceso de integrar los servicios de chat de Instagram, WhatsApp y Facebook Messenger, dice en su blog que este tipo de prácticas lo ayudan a mostrar anuncios más relevantes para los consumidores.

Además, que les permite a los anunciantes medir el éxito de sus campañas y que facilitan identificar cuentas falsas, combatir el terrorismo y proteger a sus usuarios.

Ahora por Amazon

La FCO de Alemania también está llevando a cabo una investigación en paralelo sobre Amazon. Está explorando si el gigante minorista online actuó ilegalmente en sus relaciones con los vendedores externos que usan su plataforma.