La diversión es una parte esencial de la vida en el ser humano, es una liberación de estrés que ayuda mental y físicamente. No es nuevo comentar que debido al confinamiento que vivimos (y del que estamos regresando poco a poco a la vida cotidiana) la salud se volvió una prioridad, y con eso, viene la diversión y el entretenimiento como forma de cuidado. No es fácil retomar la vida en las condiciones que aun experimentamos, no hay un manual para generar actividades de diversión que se adhiera a todas estas nuevas las reglas y protocolos, al menos no aún. Por lo que las opciones que van surgiendo terminan siendo propuestas interesantes, después de todo, muchos dicen que los límites estimulan la creatividad.

Una iniciativa que generó un gran auge para poder iniciar actividades de entretenimiento de una manera segura fueron los auto cinemas. Especialmente los que iniciaron en Brasil y España, atrajeron la vista de varias ciudades para ver como respondería la gente. El resulta fue una gran aceptación, motivo por el cuál gran varios países en América empezaron a seguir el formato, adaptándolo a las instalaciones que se encuentran en cada ciudad.

Es así cómo resurgen los auto cinemas en lugares que jamás imaginamos. Un ejemplo es en Miami, donde la empresa más grande que se adaptó para ofrecer estos servicios es el “Hard Rock Stadium”. Siguió la misma casa de los “Dolphins de Miami” quienes temporalmente modificarán su estadio para esta actividad, por primera vez los aficionados podrán entrar en automóviles a sus canchas. El mismo formato pero a menor escala se estableció en lugares como el “Car Pool Cinema en Wynwood”, o el “Cinema Biscayne Bay” donde no es un automóvil, sino una embarcación lo que requieres para ir, ya que cuentan con una gran pantalla flotante de leds donde proyectan películas que la gente la ve desde sus yates.

En México las cosas no se quedaron atrás. Iniciando con “Cinemex”, quien mediante una pantalla inflable instaló un auto cinema en “Plaza Patrón” (mismo que piensa expandir en otras ciudades), el autódromo “Hermanos Rodríguez” que contará con un espacio para 450 automóviles. La diversión dentro de esta modalidad no solo está considerando realizar auto cinemas, como es el caso del “Gran Auto cinema Cancún”, que no solo está exhibiendo películas, pero también planea presentaciones de obras de teatro, contando con una capacidad de 150 automóviles.

En este proceso de renovación, el “Parque Bicentenario” es el primero a dar el paso con el concepto de Auto-Concierto, mismo que iniciara con Ilse y Mimi, las integrantes de “Flans”, seguido de otros varios conciertos y presentaciones artísticas.

A pesar de que todos lo que se encuentran en México ofrecen una muy organizada presentación, aun hay personas que interponen muchos “peros” a esta actividad. Sin embargo, lo que debemos considerar es que ya hay personas que están retomando su vida cotidiana asistiendo a centros comerciales de compras y hay personas que si salen, prefieren actividades recreativas para divertirse, no importa la película, lo que importa es que compartas un momento recreativo para dejar a un lado el trabajo y el estrés que se ha ido acumulando por la lentitud del confinamiento. Cabe esperar y ver qué otro medio recreativo de entretenimiento, para personas que no cuentan con el capital económico para un vehículo o bote propio, puedan disfrutar. No olviden seguirme en mis redes sociales @ginaalfeiran.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299