Aspectos sobre finanzas personales que los mercadólogos deben conocer

afores
Imagen: Bigstock

Las finanzas personales son importantes para el personal que labora en una compañía porque de ahí depende el manejo que dará a su situación económica diaria, así como el tipo de visión que tenga y cómo decidirá utilizarla en una compañía.

Y es que una situación financiera personal es determinante para el desempeño económico de un negocio. De acuerdo con Harvard Business, las finanzas de una compañía recaen en el buen desempeño en las finanzas personales del directivo, por lo que existen aspectos que todo mercadólogo debe tomar en cuenta.

Debes arriesgar tu propio dinero. Existe una percepción de que se puede comenzar un negocio sin invertir demasiado, y es lo contrario, se debe invertir lo suficiente hasta lograr los primeros éxitos de una marca, aunque tampoco se necesita invertir todo el capital disponible.

Deudas en tarjeta de crédito como forma de vida. En los inicios de un negocio, siempre habrá pocas ganancias y deudas, las cuales necesitarán estar administradas correctamente, al igual que las tarjetas de crédito, que con un buen uso se puede utilizar incluso para mantener una marca en sus primeras etapas en funcionamiento, sin gastos excesivos, pero de forma controlada y sin casos de emergencia, ya que un buen uso puede aumentar el puntaje de crédito de manera oportuna.

Sin escatimar. El éxito en la administración de un producto o negocio puede significar controlar gastos en el trabajo y en la vida personal, ya que incluso podría afectar el estilo de vida, donde el ahorro debe ser constante, no obstante, no todas las personas están dispuestas a escatimar en su vida personal, pero es un momento decisivo.

Gastar inteligentemente. Gastar de forma cuidadosa debe ser un estilo de vida, de modo que siempre se garantice que habrá recursos cuando sean necesarios. Para ello, se debe rastrear cada gasto, tanto para uso personal como para tu negocio.

El dinero no fluye de inmediato. Invertir dinero no significa que habrá retornos inmediatos, pero tampoco son pérdidas, ya que en ocasiones hay que esperar “demasiado” para ver el primer centavo de regreso. Es un reto que no todas las personas tolerarían.