Argentina, el nuevo paraíso para las aerolíneas low cost

Buenos Aires, Argentina.- Tal y como se venía anunciando (y como lo habíamos reflejado en Merca20), las compañías aéreas low cost tienen el camino despejado para aterrizar en la Argentina.

Finalmente se cumplirán las promesas de funcionarios del sector aéreo en la Argentina y las compañías low cost llegarán para quedarse. Es que el paso que faltaba ya está dado: la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) aprobó esta semana la concesión de 135 rutas, por 15 años, a las cinco empresas que se presentaron: Andes Líneas Aéreas; Avian, de la colombiana Avianca; American Jet; Alas del Sur y FB (FlyBondi).

Ahora, sólo falta un paso formal que se descuenta no tendrá objeciones: que el Ministerio de Transporte autorice los planes de las líneas aéreas.

Según el Gobierno de Mauricio Macri, a través del ministro de Transporte Guillermo Dietrich, las nuevas aéreas van a invertir “1.700 millones de dólares en los próximos cuatro años” y duplicarán los vuelos de cabotaje ahora existentes.

Cuando las empresas acrediten que tienen la capacidad técnica y operativa para cumplir con las rutas que pidieron, ya podrán comenzar a volar.

Las únicas objeciones que puso la Anac estuvieron relacionadas con la omisión de algunas bases operativas en el aeropuerto Ambrosio Taravella, de la ciudad de Córdoba. Por ejemplo, a Alas del Sur le aprobó las 20 rutas propuestas, pero fijó que no podrá omitir el “punto Córdoba” y que deberá operar desde esa provincia hacia otros puntos del país, y no desde Buenos Aires.

low-cost-1
La clave para que las low cost sean rentables en Argentina es bajar los costos fijos de la operación en los aeropuertos.

Una de las que mayor actividad tendrá será la low cost Fly Bondi, que había solicitado 99 rutas (56 domésticas y 43 internacionales) con base operativa en El Palomar, en el Gran Buenos Aires. Se le aprobaron 78.

La mayor oposición que encuentran las low cost son los sindicatos (hay más de cinco distintos entre aeronáuticos, operadores, pilotos y empleados de aeropuertos). Estos denuncian que las aerolíneas de bajo costo aseguran ofrecer pasajes más baratos, pero significan un avance de la precarización laboral.

Un gran mercado para la publicidad

Con la aparición de las low cost en la Argentina, se abrirá un mercado enorme para las agencias de publicidad. La alta competencia obligará a mayores y más efectivas campañas, especialmente digitales y apuntando a los millones de argentinos que utilizan los buses para trasladarse. Allí es donde está precisamente el público meta de estas líneas aereas baratas.