Apple es una de las marcas más fuertes del mercado. Cuando menos hasta hace unos días la firma se ubicaba como la firma más valiosa de Wall Street; sin embargo, un jugador no esperado le ha arrebatado el trono y lejos de lo que podría pensarse no se trata de ninguno de sus competidores más cercanos.

Este lunes la empresa, ha dejado de ser la empresa pública de Estados Unidos más valiosa en la Bolsa de Wall Street.

¿Caída libre?

La compañía fundada por Steve Jobs, este lunes salió del “club del billón” al perder 2.12 por ciento en el valor de sus acciones. Microsoft la superó para ubicarse como la única empresa por encima de los mil millones de dólares.

De acuerdo con datos del índice NASDAQ, la empresa de Cupertino, California alcanzó una capitalización bursátil de 981 mil 726  millones de dólares. Esta es la primera vez que la compañía abandona un valor superior a los mil millones de dólares desde el 8 octbe del año pasado.

En los tres meses que se contabilizan de este 2020, Apple ha perdido el 23.49 por ciento de su valor en la Bolsa, al pasar de 1.3 mil millones de dólares a 981 mol 726 millones.

Un único culpable…lejos de Samsung y Huawei

Si bien hace apenas unas semanas este hecho pudo haberse atribuido al lanzamiento de algún nuevo producto de Samsung o al anunció de una nueva estrategia por parte de Huawei, la realidad es que el gran enemigo de Apple es alguien más.

Esto sucede aún cuando datos entregados por Counterpoint Research y Strategy Analytics, indican que Samsung se mantiene como líder en ventas con más de 285 millones de dispositivos comercializados durante 2019. Debajo de la surcoreana se encuentra Huawei con cerca de 240 millones de unidades vendidas, mientras que Apple ocupa la tercera posición con 197 millones de smartphones.

De la misma manera que sucede con otros jugadores del mercado, hoy el gran enemigo de Apple es el coronavirus, pandemia que ha afectado en demasía las operaciones, producción y ventas de la empresa tecnológica.

El grave problema para la firma propietaria del iPhone radica en la dependencia que la cadena de producción de esta empresa tiene en el mercado chino.

El factor chino

En cuanto an producción, de manera periódica, Apple publica una lista en la que se enumera a los más de 200 proveedores con lo que trabaja en más de 43 países. Dentro de este documento, destaca la presencia de prendedores chinos, mismos que ahora con el brote del virus, han visto paralizadas sus operaciones en menor o mayor medida.

A esto suma, la importancia de las ventas en el mercado chino. Datos entregados por la proa compañía indican que las transacciones a favor de la marca en China representan el 15 por ciento de los ingresos totales de la firma.

En esta línea, aunque se estimaba que los ingresos chinos para Apple habrían caído de de 21.30 por ciento al 17.61 por ciento entre marzo de 2018 y 2019, lo cierto es que la actividad de la firma en aquel país suponía hasta el año pasado 10 mil 218 millones de dólares para su negocio.

Esto sucede aún cuando el reporte Omdia ‘Smarphone Model Market Tracker’, indica que el iPhone XR se convirtió en el smartphone con mayor número de envíos de todo 2019 con un total de 46 millones de unidades, lo que supone un crecimiento de más de 50 por ciento respecto a lo registrado durante 2018. De igual manera, y según la misma fuente, el iPhone 11 se ubicó en la segunda posición con casi 38 millones de dispositivos.