El mercado de los dispositivos plegables ha sido inaugurado por Samsung y Huawei con sus smartphones que cumplen con esta peculiar función. Apple pareciera quedar rezagado en este sentido al tener movimientos casi nulos en las intenciones por lanzar un iPhone con esta característica.

No obstante, esto no quiere decir que la empresa fundada por Steve Jobs no quiera entrar a la competencia; la diferencia es que buscará dominar una subcategoría al respecto con un iPad capaz de doblarse.

¿Un iPad plegable?

Así lo indica un reciente reporte entregado por IHS Markit firma que también auguró que este otoño llegará una MacBook Pro de 16 pulgadas.

La información que fue difundida por Economic Daily News, indica que este posible diseño de iPad tendrá una pantalla de entre 13 y 15 pulgadas (similar a la que ahora tienen las MacBook). Adicional se puntualiza que sería compatible con redes 5G para entregar mayor velocidad de navegación y descarga.

Aunque no queda claro si será una o dos pantallas las que habiliten a este dispositivo o si el diseño emulara a de una computadora portátil con una segunda pantalla que sustituya al teclado, lo que si se detalla es que este dispositivo podría llegar en la primavera de 2020.

La idea no es descabellada si consideramos que Apple ya cuenta con patentes de archivo asociadas a un dispositivo plegable.

EL mercado plegable

Si bien la mayoría de los fabricantes tecnológicos han demostrado intenciones de dominar este nuevo mercado, lo cierto es que hablamos de un segmento que se encuentra en una etapa muy temprana de desarrollo.

Para muestra basta con reconocer los datos entregados por Canalys, indican que 2019 no será el año en que los teléfonos plegables se generalicen ya que seguirán siendo dispositivos de ultra lujo. Sin embargo, se espera que a nivel mundial se comercialicen cerca de 2 millones de este tipo de unidades.

La cifra es realmente pequeña si se considera que para este año la cantidad de usuarios de smartphone en el globo terráqueo alcanzará los 2 mil 659 millones de personas, según estimaciones de Statista.

De esta manera, aún cuando falta mucho para hablar de un mercado rentable, lo cierto es que llegar con todas las armas para dominar este nuevo terreno de competencia es una obligación para los tres grandes fabricantes de dispositivos móviles, dadas las condiciones de cerrada competencia en la categoría.

Em este sentido, si bien es cierto que Samsung pegó primero, la historia de Apple ha demostrado en más de una ocasión que no se trata de dar el primer golpe, sino de hacerlo de manera contundente. El iPhone y el iPod son claros ejemplos.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.