Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Por qué apostar por las mujeres en los puestos de alto rango?

La equidad de género no sólo es un derecho de las mujeres en el mundo, sino una tendencia a la alza con implicaciones positivas para las compañías

Acaba de pasar el 8 de marzo y con él la celebración del Día Internacional de la Mujer, como una forma de promover la integración plena de las mujeres con equidad respecto a los hombres.

Infinidad de empresas y marcas se sumaron al reconocimiento femenino, tratando de reflejarlo a los consumidores, mostrando que se trataba de firmas que promueven la inclusión; sin embargo, una vez que pasó la euforia, ¿realmente es así?, ¿las cifras respaldan su postura?

Hasta 2015 las mujeres representaban sólo el 29.8 por ciento de los puestos ocupados como CEO en las 500 compañías enlistadas en la revista Fortune, las que se consideran por ser las más relevantes.

empoderamiento-01

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera este tema como una problemática que se debe atender, por ello “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”, fue el centro de discusiones de los expertos este 2017.

Y es que la instancia cree que se debe promover el woman empowerment con el objeto de “crear economías más fuertes, lograr los objetivos de desarrollo, convenidos internacionalmente y mejorar la calidad de vida de las mujeres, las familias y las comunidades”.

Pero, esto parece no ser importante para muchas compañías en México, al menos así lo refleja el estudio que LinkedIn realizó en 10 países, en el que   buscó detectar el liderazgo de la mujer en el mundo.

Canadá, Estados Unidos y Francia tienen el porcentaje más alto de género femenino en puestos de liderazgo.

Canadá, Estados Unidos y Francia tienen el porcentaje más alto de género femenino, con un promedio de un tercio de las mujeres que ocupan estas posiciones en niveles directivos y hacia arriba, mientras la nación mexicana no aparece en las primeras posiciones.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, los hombres ganan 18 por ciento más que las mujeres en México, proporción que prácticamente se ha mantenido en la última década.

Más aún, un sondeo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Gallup reveló que en pleno 2017, casi 30 por ciento de los hombres prefieren que las mujeres permanezcan en su casa.

La encuesta apuntó a que 29 por ciento de los hombres y 27 por ciento de las propias mujeres no están de acuerdo con que las féminas laboren fuera del hogar.

De hecho, 56 por ciento de los hombres encuestados por Gallup, reveló que considera que las mujeres son tratadas con respeto, mientras sólo 52 por ciento de las féminas lo ve de esa manera.

De hecho, al observar datos acerca de las actividades remuneradas realizadas en México, se puede ver que es mayor la cantidad de minutos que invierten los hombres y menor la de las mujeres, lo que indica, primero, que las féminas tienen menor participación en el mundo laboral y segundo, que realizan otro tipo de actividades, como las domésticas, en las que no reciben una recompensa económica por su trabajo.

empoderamiento-02

Las labores domésticas y de cuidados que realizan las féminas mexicanas tienen un valor promedio de 47 mil 400 pesos netos al año, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Así, las mujeres tienen menores oportunidades que los hombres de llevar las riendas de una compañía. Lo que las firmas al parecer no saben, es que dirigir una compañía o un equipo, es una de las capacidades más destacadas del género femenino, lo que podría verse reflejado en beneficio de la empresa.

Las cifras obtenidas por LinkedIn de millones de cuentas de profesionales analizadas, plantean que la dirección y el liderazgo son las habilidades más importantes para las mujeres; seguidas de la planificación estratégica, el servicio al cliente y hablar en público.

Este aspecto ha llamado la atención especialmente en la industria tecnológica, que ha experimentado un aumento del 18 por ciento respecto a las mujeres contratadas, el mayor en comparación con el resto de las industrias.

Las mujeres tienen características especiales que las convierten en mejores líderes, incluso que un hombre.

Un ejemplo de ello es la empresa tecnológica Google, que recientemente llamó la atención por la contratación de María Teresa Arnal, “Mariate”, elegida por Google México como su nueva directora, convirtiéndose en la primera mujer que lidera la oficina en la nación mexicana.

La postura de las empresas respecto a las mujeres está cambiando, como consecuencia de diversos estudios que comprueban la capacidad de las féminas para dirigir, tal como el análisis de Caliper, la firma especializada en gestión de talento, que cotejó datos de más de dos millones de solicitantes y empleados en unas 25 mil compañías en el mundo.

En él, se señala que las mujeres tienen características especiales que las convierten en mejores líderes, incluso que un hombre, pues las mujeres son más empáticas y flexibles, así como más fuertes en las habilidades interpersonales que sus homólogos masculinos.
Esto deriva en un beneficio económico y además de reputación corporativa, un aspecto intangible que aporta al valor de las empresas.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados