Ante el Covid-19, mostrar la calidad humana

A pesar de lo que dicen nuestras autoridades sanitarias, en especial el famoso y controvertido Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, la pandemia causada por el virus SARS-COV2, lejos de haber sido domada, como repite nuestro presidente todos días, amenaza en varios puntos de nuestro territorio con cobrar aún más fuerza.

En esta columna hemos dicho que si bien el país entero adolecía ya de padecimientos crónicos -como obesidad, diabetes e hipertensión, entre otros- producto de medio siglo de una mala alimentación y sedentarismo cada vez mayor, la verdad es que el manejo de la pandemia ha dejado mucho qué desear, sobre todo por la falta de insumos al interior de los hospitales públicos, la pésima calidad en la atención derivado de ello y una comunicación errónea, que da mensajes contradictorios, al menos entre la vocería por Covid-19 y Presidencia de la República.

Lo cierto es que no ha habido semana en la cual el personal médico del sector salud haya dejado de manifestarse por la batalla diaria que están enfrentando sin fusil en las manos y en la que los pacientes salgan a narrar a los medios de comunicación verdaderas historias de terror que les ha tocado vivir a ellos y a sus familiares.

Y es que la autoridad sanitaria no ha acertado en sus pronósticos, ni en las fechas en las que alcanzaríamos el punto más alto de la pandemia en México, que estaba fechada para el pasado 08 de mayo, como en los casos nuevos y número de decesos. En todo ha errado. Para curarse en salud, por así decir, “el rockstar de la salud”, López-Gatell, estimó la semana pasada que los fallecimientos por la pandemia podrían llegar en nuestro país a 30 o 35 mil, con lo cual nos dejó helados a más de uno.

Al momento de escribir esta columna, ya iban en la cuenta más de 13,500 decesos relacionados a Covid-19, y como decíamos antes, lejos estamos de cantar que nos acercamos a un descenso o a un “aplanamiento de la curva”. Y es que la pandemia no ha ocurrido igual en todas partes, por lo cual es previsible que la segunda y tercera ciudades más pobladas del país, que son Guadalajara y Monterrey, alcancen su cenit entre finales de septiembre y principios de octubre. Así que esto va para largo.

Por si fuera poco, el subsecretario de Salud insiste en que el descenso de la pandemia, a lo largo y ancho del país, podría juntarse con la temporada normal de influenza, que inicia en octubre, así que se prevé un posible rebrote de Covid-19, por lo cual no se desmontará la infraestructura adicional creada en meses previos exprofeso para atender a esta enfermedad. Como puede verse, el panorama hasta ahora es desolador.

La RSE no para

Pero como no todo son malas noticias, Laboratorios Carnot, laboratorio farmacéutico nacional con 78 años de existencia, anunció la donación de insumos para los médicos del sector salud, con la idea de que éstos aumenten su protección y salgan mejor librados de esta lucha diaria.

Juan Pablo Mañón, director comercial de la empresa, justificó la donación como como “una muestra del apoyo y solidaridad que nuestra empresa tiene con los médicos del país. Nuestra idea es estar cerca de ellos hoy, de frente a este virus, apoyándolos con el material de seguridad, ya que son quienes combaten directamente la epidemia y luchan por la salud de todos los mexicanos”.

La donación consistió en 60 ventiladores para hospitales públicos y privados que tienen áreas para Covid-19, la cual es una iniciativa en colaboración con otras empresas farmacéuticas integrantes del Consejo Farmacéutico Mexicano (CFM), además de medio millón de cubrebocas y gel antibacterial; aunado a ello, se donarán 1,200 suscripciones a plataformas digitales, con el fin de que tanto médicos como pacientes mantengan consultas virtuales, y así, puedan realizarse webinars, con el fin de capacitar a los profesionales de la salud sobre el virus SARS-COV2 y los nuevos hallazgos para enfrentar la enfermedad. Cabe decir que el  monto aproximado de la donación es de alrededor de 30 millones de pesos y no será la última donación de esta firma durante esta lucha contra el Covid-19.

Para personal médico de hospitales, cortes de cabello gratis

Para nadie es secreto la batalla que ha tenido que librar día a día el personal médico de este país, desde la detección del primer caso de Covid-19, el 28 de febrero, es decir, hace 100 días. Además de las pésimas condiciones con las que han tenido que hacer su trabajo, poco tiempo les ha quedado para ellos y su cuidado personal.

Por lo anterior, Laboratorios Armstrong, como muestra de su calidad humana, además de donar equipos de protección y box lunch para apoyar a médicos, enfermeras y paramédicos no solo de hospitales públicos y privados, sino también de consultorios, quiso ir un poco más allá con un gran detalle: cortes de cabello gratis, mediante peluquerías móviles.

La campaña se llama “La fortaleza no está en tu cabellera, está en tu corazón” y el laboratorio estará colocando peluquerías móviles en diversos nosocomios de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, como un reconocimiento por la gran labor emprendida y una muestra de gratitud por su labor.

Y es que durante esta cuarentena todos lo hemos vivido, algo tan simple como un corte de cabello, se ha convertido para muchos en una misión imposible en esta contingencia sanitaria. La campaña inició desde el 21 de mayo en la capital mexicana y continuará en hospitales de Guadalajara y Monterrey, con el fin de atender a hombres y mujeres del personal médico, finalizando el último día del mes de junio.

Es importante subrayar que dichas peluquerías móviles cuentan con los estándares necesarios de protección para el peluquero y para el usuario; se colocan en áreas al aire libre dentro del hospital y cada unidad o peluquería móvil realiza un aproximado de 40 cortes diarios. Enhorabuena.

El botiquín

El Banco Mundial (BM) anunció el fin de semana que autorizó a México un crédito por 1,000 millones de dólares (mdd) para atender la emergencia por Covid-19, sin embargo, ahora falta que el gobierno salga a decir en qué se utilizar exactamente dicho dinero. Esperemos que esos recursos, que tanta falta hacen para reactivar la economía, no se ocupen para crear infraestructura que lejos de beneficiarnos nos perjudicará, como es la Refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto de Santa Lucía, entre otros más.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299