Airbnb encontró un punto débil en el turismo que ahora hoteleros y gobierno tratan de combatir

Airbnb es acusada tanto por la administración de AMLO así como los hoteleros de competir deslealmente, por lo que la regulación a su uso parece inminente

Imagen de Bigstock
  • Airbnb quedó exento de alrededor de 5 mil millones de pesos por concepto de ISR

  • Los hoteleros presionan al Gobierno Federal para que se regule a las plataformas digitales de alojamiento

  • Acusan a este tipo de apps de competencia desleal

“En la Riviera Nayarit hay 7 mil cuartos de hotel y de Airbnb nosotros calculamos que hay otro tanto, es decir, la misma oferta en condiciones distintas, sin regulación. Sí hay preocupación de los hoteleros”, comentó a El Financiero, Richard Zarkin, gerente de Relaciones Públicas de la Oficina de Visitantes y Convenciones Riviera Nayarit.

Esta región del país se posiciona como uno de los centros turísticos de mayor crecimiento en los últimos años, motivo por el cual, el crecimiento en la oferta de alojamientos en plataformas digitales como lo es Airbnb en la zona genera desconcierto en el sector hotelero no solo de ese punto de la República, sino a lo largo del territorio nacional.

De tal forma que la propuesta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en torno a una regulación a este tipo de firmas ha sumado adeptos desde que se propuso; la Riviera Nayarit no es la excepción. “Mucha gente está rentando casas, departamentos. Se tiene que regular, el gobierno ya está trabajando en el tema”, indicó Zarkin al medio.

Competencia desleal.

Tanto los industriales del turismo así como la administración gubernamental alegan que el modelo de negocio de las plataformas digitales de alojamiento presenta una competencia desleal derivado de que no se paga una retribución al fisco por este tipo de actividades, cuando, datos de la Universidad Anáhuac apuntan que los hoteles pagan alrededor de 50 centavos por cada peso que ganan.

A su vez, indicó la institución académica, Airbnb se ha visto exento de 5 mil millones de pesos al año solo por concepto de ISR.

“Nos parece una competencia desleal, Airbnb es una plataforma que se beneficia de la promoción y el presupuesto es el impuesto al hospedaje. Debe haber una responsabilidad, Airbnb debe pagar los impuestos correspondientes”, apuntó Richard Zarkin.

Por su parte, la plataforma señaló que seguirá su cooperación con los estados del país para idear marcos regulatorios que permitan a los habitantes de sitios turísticos participar como anfitriones. En siete entidades de México, los anfitriones de la firma paga impuestos que van del 2 al 3 por ciento bajo el concepto de Prestación de Servicios de Hospedaje.

Modelo de negocio.

Airbnb está en planes de salir al mercado bursátil durante este año, a diferencia de otras firmas de su ramo (apps) el modelo de negocio la plataforma digital de alojamientos es muy rentable ya que se ha apoderado de gran parte del segmento de los hospedajes, que antes pertenecía a los hoteles en su formato tradicional.

Durante 2018, el turismo dejó una derrama económica para la Riviera Nayarit de mil 600 millones de dólares, además de que registró una ocupación anual promedio del 65 por ciento, con un crecimiento del 20 por ciento en las tarifas de hoteles de lujo, esto gracias al incremento en la demanda, en especial de turistas de Estados Unidos y Canadá.