Agencias: un mal necesario

Las agencias son un mal necesario, me dijo una vez un cliente. Así como lo leen, cuando lo escuché pensé ¿Será que muchos clientes piensan igual que esta persona? ¿Porque existe la percepción de que las agencias son “males necesarios”? Si los clientes pudieran, ¿Prescindirían de las agencias? Sin duda, debe ser complejo para los clientes entender porqué es importante trabajar con un equipo especializado en marketing, así como también encontrar la fórmula para seleccionar a la mejor oferta.

En el más reciente ranking de Agencias de la Revista Merca2.0, se registraron casi 300 diferentes proveedoras de servicios de marketing en sus distintas especialidades, indicativo de un mercado maduro que cada año crece. Sin embargo, competir en una industria tan diversa puede representar retos para diferenciarse, ofrecer calidad, ser rentable y contar con un plan de crecimiento, además de que se opera en un entorno sin regulaciones claras. Para poner orden a las ideas creo que es pertinente evaluar las siguientes prácticas de las agencias.

Transparencia

Quizá la transparencia sea el tema más polémico en la opinión de los clientes. El catalizador de los negocios es la confianza, es lamentable que pocas empresas del ramo ofrezcan con claridad los datos referentes al destino de las inversiones de sus clientes. Un cliente una vez me dijo – trabajo con ustedes porque sé exactamente con cuánto se quedan. Es indispensable desmenuzar con transparencia costos, comisiones y cobros sin ocultar información. Al final estas malas prácticas salen a la luz y no benefician a nadie.

Metodologías

Los recursos en moneda son tan importantes como los bienes entregados en forma de servicios.  Algunos clientes se desilusionan cuando el proveedor de marketing promete “de más” sin mostrar un plan de acción con fechas de entrega. Especificar alcances y tiempos puede sonar sencillo, pero solemos omitir detalles en perjuicio del cliente y también de la agencia, que en ocasiones retrabaja o termina no cobrando servicios adicionales. Hay que tener cuidado con las expectativas de los clientes y ser muy claros en cada servicio que contratan.

Formalidad

Todo el mundo empieza solo o con un socio con muchas ganas de emprender y crecer, no existe otra manera, además es muy legítimo. Sin embargo, hay que buscar la formalidad cuanto antes, desarrollar con estructura organizacional, un equipo de colaboradores, así como también ser formal ante el SAT. Se vale ser persona física hasta que ya no se es una sola persona, es importante vencer el miedo a ser un negocio establecido.

Por último, solo los clientes pueden emitir un juicio sobre el trabajo de una agencia, todos cometemos errores, sin embargo debe ser mayor la cantidad de buenas recomendaciones. Un signo importante de una buena relación es el tiempo que un cliente ha trabajado con una agencia. Sin duda la recurrencia es factor clave. ¡Hasta el próximo martes.

 

loading...