x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Affluenza I

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En diciembre 2013 un juez de distrito al norte de Texas USA, sentenció a Ethan Couch a sólo diez años condicionales (evitando cárcel) por el delito de manejo en estado de ebriedad que causara la muerte de cuatro transeúntes dejando once heridos después de que su abogado exitosamente alegara “Affluenza” como la causa. Inteligentemente salvó a su representado al argumentar que esta enfermedad era la causante.

En diciembre 2013 un juez de distrito al norte de Texas USA, sentenció a Ethan Couch a sólo diez años condicionales (evitando cárcel) por el delito de manejo en estado de ebriedad que causara la muerte de cuatro transeúntes dejando once heridos después de que su abogado exitosamente alegara “Affluenza” como la causa. Inteligentemente salvó a su representado al argumentar que esta enfermedad era la causante. “Los chicos afluentes (adinerados) de la edad de Ethan -añadió- son víctimas del exceso de oferta al consumo en parte causada por una desmedida oferta de productos, servicios, satisfactores instantáneos y facilidades de acceso”

Ethan conducía la flamante camioneta propiedad del padre a exceso de velocidad. Vídeos demuestran hurto de cervezas y ingestión de alcohol al doble del nivel prohibido. Iba acompañado de siete más de su edad en igual condición. Ethan tenía todo y mucho más de lo que necesitaba pero, siempre necesitaba más de lo que tenía, según la defensa, padecía de “Affluenza”.

DEFINICION
Affluenza es un neologismo inglés formado por la conjunción de dos vocablos diferentes que en español serían: “Afluencia”, en su acepción de disponibilidad, abundancia, riqueza e, “Influenza”, entendiéndolos como gripe y/o contagio. Es usado como una crítica al consumismo por los detractores del concepto. En el libro “Affluenza: The All-Consuming Epidemic” los autores David Wann, John de Graff y Thomas H. Naylor tocan un nervio herido latente en la sociedad actual misma que goza de un inconmensurable acceso “a todo” por las siempre abiertas vías de crédito. El libro fue considerado uno de los ocho libros no-ficción más importantes del 2001.

¿ENFERMEDAD?
“Es el daño que provoca a nuestra salud, familia, sociedad, comunidad y eco-ambiente la obsesión por obtener bienes materiales por encima de valores verdaderos”. Como toda buena enfermedad que se jacte de serlo, en el libro y para darle la importancia y seriedad debida, los autores empiezan cada capítulo detallando un síntoma de la enfermedad: Inflamación de expectativas, Adquisición Crónica, Obtención degenerativa o Tendonitis de Cuenta Bancaria.
Por otro lado, la Affluenza acentúa las ya de por si marcadas divisiones entre clases sociales medidas por el poder adquisitivo creando frustración en ambos estratos: unos por no lograr lo deseado dadas sus condiciones económicas y, otros por no lograr satisfacción a pesar de haber obtenido todo. La Affluenza puede pegarnos a todos ya que se puede ser afluente de recursos a cualquier nivel y… dilapidarlos en cualquier cosa.

CASOS
Recientemente una serie de comerciales de la compañía celular T-Mobile aquí en USA, me dejaron perplejo por lo sintomático y evidente de la enfermedad en la publicidad. La empresa ofertaba, a diferencia de sus competidores, nuevos y costosos teléfonos inteligentes sin costo, sólo contrato. En el comercial se podía observar como usuarios de smart-phones prácticamente recién comprados, se deshacían estúpidamente de éstos a fin de obtener nuevos de T-Mobile. La “Affluenza” de productos y ofertas, hacía desear (según el comercial) nuevos aparatos a pesar de haber adquirido los actuales días antes.

El pasado “viernes negro” posterior al jueves de Día de Gracias de noviembre 2013, en varias ciudades de los EE.UU. se registraron disputas violentas mismas que llegaron a golpes y armas de fuego. Hubo heridos de seriedad en diferentes centros comerciales y auto-servicios como Walmart y Target por la posesión de tal o cual producto disputado. Enardecidos compradores se lanzaron sobre la misma pantalla de plasma lo cual desencadenó trifulcas.

De hecho, este recién pasado año y debido (según yo) a esta enfermedad, la tradicional y sagrada cena de acción de gracias se redujo en tiempo debido al hecho de que las tiendas, en vez de abrir sus puertas a media noche del viernes -como tradicional-, lo hicieron desde las 20 horas del jueves haciendo trizas la tradición familiar más importante en este País. La necesidad de salir de compras puedo más que la unión familiar.

EL CINE
El tema de la Affluenza es maravillosamente tratado en la película “The Joneses” donde una afluente y estructurada familia con padre, madre y dos adolescentes, es meticulosamente “creada” por una agencia profesional de posicionamiento de marcas a fin de fomentar interés y hasta deseo de producto en determinadas comunidades previamente seleccionadas. Esta ficticia familia hace su trabajo de mercadeo súper directo por vía de mudarse de comunidad a comunidad, de escuela en escuela y de club en club estrenando y ostentando abiertamente el último grito de la moda en aparatos, vestuario, muebles, productos de deporte, automóviles y cualquier artilugio de alto costo creando interés y hasta envidia. No estoy seguro si este tipo de estrategia mercadológica realmente exista pero… no me sorprendería.

Continúa la próxima semana…

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

chromecast

Google usa a Netflix y YouTube para vender sus productos

Google está en un momento clave en diseño y a pesar de que cuenta con un departamento dedicado a ello, donde mexicanos como Alberto Villarreal se encuentran trabajando, la marca ha tenido que apostar por elementos básicos en sus nuevos productos