Buen Fin: Aeroméxico demostró el poder de las experiencias en el marketing, regalando viajes

aeromexico_buen_fin

En su lucha por destacar en la temporada más importante para las marcas, el Buen Fin, la mayoría lanza ofertas que considera atractivas para sus consumidores, pero otras han implementado estrategias menos predecibles.

Tal es el caso de Aeroméxico, que instaló una especie de punto de venta en un centro comercial, que en realidad era un experimento social para comprobar el poder de las experiencias en el marketing.

La aerolínea colocó un stand con productos como pantallas, audífonos, etcétera. Los consumidores se acercaron para probarlos, creyendo que eran productos que se vendían.

Entonces, el personal les preguntó qué elegirían por el precio del producto, él o un viaje. Quienes eligieron el viaje se hicieron acreedores a un vuelo gratuito por parte de Aeroméxico, recordándoles que lo material es insignificante al lado de la experiencia de viajar.

Si bien su competidor, Interjet lanzó una serie de ofertas de hasta 50 por ciento, que han llamado la atención en redes sociales, la estrategia de Aeroméxico resalta por ser diferente a lo que una empresa puede presentar en el Buen Fin.

Tal como la de Cerveza Modelo, que trolleó al Buen Fin con tres spots que dejan ver al consumidor que no todo lo que se oferta es especial.

La lucha por el mercado es cada vez más competido; sin embargo, en el mundo cada vez es más frecuente escuchar quejas por overbooking y diversos servicios tardíos de las empresas.

Es por ello que resulta trascendental destacar en el mercado por un servicio excelente. En México, Aeroméxico, Interjet y Volaris están consideradas como las que ofertan mejor servicio, de acuerdo con el Estudio de Hábitos de Consumo al Viajar 2017, realizado por el Departamento de Investigación de Merca2.0.