CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Advergaming: Prefieren gamers los anuncios que dan recompensas

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Los desarrolladores de la publicidad in-Game han encontrado un nicho de esperanza en el creciente número de jugadores tras la pandemia.
  • Apuestan empresas por mucha inserción publicitaria en los juegos de descarga gratuita.

  • Gamers bajan más de un juego a la semana de las tiendas de aplicaciones.

  • Aunque los prefieren con recompensas, critican la saturación de propaganda.

 

 

La pandemia de Covid-19 y el confinamiento forzado de niños y adolescentes, por más de un año, asentaron patrones de comportamiento y entretenimiento, dando un área de oportunidad más grande a las marcas para acercarse a gamers de diferentes edades e intereses, a través de los juegos con anuncios.

Aunque muchas veces se especuló que los usuarios de videojuegos no aceptarían fácilmente la inclusión de anuncios de toda forma y en todos los canales, lo cierto es que la descarga de títulos de entretenimiento gratuitos no deja de crecer, lo que ha hecho que empresas pongan en la mira todo el potencial que algunas categorías ofrecen, como los eSports.

El advergaming no es nuevo, los consumidores de plataformas digitales están acostumbrados; sin embargo, el tipo de anuncios que obligatoriamente te ofrecen los videojuegos son parte de una estrategia mancomunada que sigue innovando, ofreciendo desde recompensas virtuales para los títulos descargados hasta experiencias sensoriales. Es decir, el nuevo advergaming de 2021 es un ganar-ganar de las marcas asociadas.

 

 

Innovación en proceso

Precisamente, como los anuncios streaming e in-Game no son una novedad y la mayor parte de los usuarios saben que deben ver obligatoriamente una marca al abrir una aplicación o cuando terminan una partida en un juego, ahora el reto es hacer que la publicidad sea más atractiva y atraer la atención del consumidor… pero de aquél que sí paga versiones premium.

Por ejemplo, en el juego NBA 2K21 se está probando la inserción publicitaria obligatoria y, aunque sólo se hace en Estados Unidos, se busca medir la satisfacción del jugador, ya que el juego es de pago y tanto es sus versiones PS4, Xbox y PC tienen anuncios que deben verse completos si el gamer quiere continuar.

 

 

Rompe estrategia también estereotipos

El mundo de los videojuegos ya se convirtió en un pilar del marketing digital, pues el perfil del jugador rompió las barreras de género y edad y se diversificó; cada vez son más mujeres y adultos mayores de 30 y 40 años los que juegan.

Sin el cliché sobre el geek común, ahora las marcas tienen mayor amplitud para transmitir sus ofertas y que estas lleguen al sector indicado. Ya lo hacen, pero deben mejorar.

Los marketeros deben estudiar bien la estrategia del advergaming antes de saturar las plataformas, pues la audiencia que hoy las utiliza prefiere no pagar por sus juegos y aceptan los anuncios conscientemente, pero sin grandes contemplaciones o atención a lo que se les ofrece, mucho menos cuando no es a fin a sus intereses.

 

 

Hay de anuncios… a anuncios

La publicidad en los juegos será una tendencia en 2022 que llegará, sí o sí, a los usuarios que pagan por sus títulos; sin embargo, con menor tiempo de transmisión.

Según un estudio elaborado por Toluna y Harris, expertos en videojuegos, los anuncios mejor recibidos por el 54 por ciento de los jugadores encuestados, son aquellos que permiten acceder a recompensas directamente desde su liga.

En ese rubro, el 50 por ciento valora la publicidad permite ganar esas recompensas haciendo algo en el tiempo de espera; otro 41 por ciento prefiere que el anuncio sea más interactivo que eso.

 

 

En la mira, un sector que crece y crece

  • El 53 por ciento asegura haber jugado en línea en el último año y sin compra de apps.
  • El 51 por ciento han mantenido el esquema de juegos con anuncios.
  • El 45 por ciento usa plataformas de pago, sin compras in-app.
  • El 25 por ciento son aquellos usuarios que hacen el pago sin compras.
  • El 23 por ciento de los internautas que realizaron su compra de forma real.
  • El 19 por ciento de los encuestados tiene los dos métodos de suscripción.

 

 

Ahora lee:

Netflix y los videojuegos: compra Night School y refuerza su marketing de contenido horizontal

De los videojuegos al cine, así reaccionan las redes a la llegada de Mario Bros

3 ejemplos de advergaming que debes conocer

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Manuel Alonso

El análisis PESTLE enriquece la estrategia de comunicación

El proceso de investigación y análisis sobre el entorno en el que se desenvolverá una marca o empresa, es determinante para sellar una estrategia poderosa, a través de la correcta definición de objetivos y el establecimiento de estrategias apropiadas, que deriven en tácticas que impacten de la manera más efectiva a los públicos de interés.

Felix Ramirez

Ideas creativas que son “prensables”

En uno de mis artículos previos hablamos de estrategias de comunicación con un buen PESO (Paid media, Earned media, Shared media y Owned media), idealmente la repercusión que siempre buscamos es tener un gran impacto en Earned media (Medios no pagados) que hablan sobre nuestra campaña y Shared media (Medios compartidos) que incrementan la difusión del mensaje.

Victor Alvarado

Rebranding: nuevas conexiones en el deporte

Esta semana se ha lanzado la nueva imagen de la Selección Nacional de México de Futbol, que consiste básicamente en un cambio de logotipo y el cual (como era de esperarse) desató una ola de comentarios en cuanto a gustos.