Acusan a Daimler (multado en México) de trucar un millón de vehículos como VW

Imagen: Bigstock

Las acciones del grupo automotriz Daimler AG caían este jueves hasta un 2.5 por ciento en índice alemán DAX de la Bolsa de valores de Frankfurt (se estabilizó en un -0.47 por ciento), luego que se difundiera en medios germanos e internacionales que se le acusa de un presunto fraude en sus motores diesel.

¿La razón? Este día el Süddeutsche Zeitung y los medios públicos NDR y WDR informaron que el gigante alemán fabricante de importantes marcas como Mercedes-Benz, AMG y Smart, manipuló sus motores de más de un millón de automóviles para ocultar emisiones contaminantes.

Según los reportes, que citan una orden de registro emitida por un tribunal en Stuttgart, Daimler habría comercializado dichos automóviles con motores que exceden las emisiones de dióxido de carbono permitidas en Europa y Estados Unidos.

Imagen: Bigstock

Los fiscales analizan la posibilidad que la automotriz utilizara software ilegal para manipular las pruebas de emisiones en vehículos Mercedes entre 2008 y 2016.

Por su parte, desde Daimler no se ha dado una postura oficial respecto a los informes de la prensa. En tanto, analistas financieros señalan que los señalamientos no afectarán la impresión de los inversionistas, y pueden tener razón, las acciones no regresaron a terreno positivo pero se estabilizaron con una pérdida de 0.47 por ciento, según reportes de Reuters. Sin embargo, se mantuvieron reservado si pudieran impactar al grupo de marcas, tal cómo sucedió con Volkswagen en 2015.

Cabe recordar a que VW el escándalo del dieselgte no sólo le costó ver afectada la confianza del consumidor en sus automóviles, el valor de marca disminuyó y, al final tuvo que pagar una multa por 2 mil 800 millones de dólares.

La situación para Daimler no luce un asunto que se resuelva rápido, recordemos que apenas hace unos días fue multado con 145.5 millones de pesos por la Profepa, en México, por importar y comercializar 22 mil 826 vehículos nuevos de las marcas Mercedes Benz y Smart, modelos 2015 y 2016, que no contaban con las certificaciones ambientales.

Además, el caso de la investigación en Alemania tiene una historia que se remonta a mayo, cuando instalaciones de Daimler en Stuttgart fueron cateadas por 230 policías y 23 fiscales ante las sospechas de la manipulación de emisiones contaminantes en sus motores diésel.

Daimler es dueña de Mercedes-Benz, una de las marcas de mayor prestigio en el sector, con un valor de marca de 37 mil 124 millones de dólares, es la tercera, sólo superada por Toyota (46 mil 255 mdd) y BMW (37 mil 124 mdd), de acuerdo con el reporte Brand Value Report de Brand Finance.

Sin embargo, este caso puede afectar la imagen de la marca, su reputación corporativa y, sobre todo, la confianza del consumidor que tiene ubicada a sus marcas en un umbral de lujo, confort, tecnología y seguridad.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo