A disminuir robos y aumentar la profesionalización del transporte de carga

La importancia de la industria de transporte de carga para el sector automotriz en México

La industria del autotransporte de carga se refleja directamente en la productividad y competitividad industrial, además de que coadyuva en el desarrollo económico de las distintas regiones del país.

Hoy en día el sector enfrenta condiciones complejas, tales como el robo sin control al autotransporte, incremento en costos de primas de seguros y liberalización del precio de los combustibles, por lo cual se requiere implementar una solución integral de renovación vehicular.

Por ello, es necesario acelerar e impulsar un autotransporte más seguro, amigable con el medio ambiente y eficiente, que impulse la competitividad de las empresas de autotransporte, y con ello, la economía mexicana.

Para lograrlo, la industria productora de vehículos pesados propone las siguientes medidas: 1) estímulos verdes, 2) financiamiento, 3) profesionalización, 4) marco regulatorio y 5) supervisión normativa.

El transporte de carga es muy importante para la industria automotriz, no sólo porque son consumidores de vehículos pesados, sino porque literalmente todos los automóviles que se producen se trasladan en vehículos pesados, ya sea para abastecer el mercado interno o de exportación.

México es el sexto productor de vehículos del mundo y el autotransporte de carga es fundamental para la logística de entrega, como para contar con los insumos en esquemas -justo a tiempo- en sus plantas de manufactura. Las áreas de oportunidad que se tienen son en impulsar una flota moderna, que sería eficiente no sólo para la industria automotriz, sino para todas las industrias.

La urgencia actual es que cada vez hay menos opciones de seguros, y las que existentes han incrementado su costo, lo que impacta la competitividad de las empresas del autotransporte e indirectamente toda la cadena logística. Lo más urgente es acabar con los robos en carretera.

De esta manera, el transporte requiere transformarse para beneficiar a los más de 117 mil micro y pequeños empresarios que viven del transporte de carga y a los 72 millones de mexicanos que a diario utilizan transporte de pasajeros para llegar a sus empleos o visitar a sus familiares.

Por ello, es necesario adoptar medidas integrales que, a través de la renovación del parque vehicular, impulsen temas en beneficio social como la seguridad vial, el medio ambiente, la movilidad y la mejora de la calidad de vida de las y los mexicanos.

También, es importante apoyar a la industria nacional del autotransporte a través de esquemas de capacitación y profesionalización, tanto del operador como de la empresa, además de sacar provecho de las nuevas tecnologías de tal forma que se aumente la competitividad de las empresas nacionales y trabajar esquemas de financiamientos e incentivos que encaminen a los transportistas a potenciar su capacidad de generación de empleo.

El transporte de carga ya no es sólo el servicio de llevar mercancías de un punto a otro, sino que es parte de la cadena productiva, además de que un gran porcentaje de la materia prima que se requiere para todos los sectores, lo que mañana será un producto terminado, hoy va en un camión, en este sentido es necesario profesionalizar al sector en el trabajo justo a tiempo y en mejorar los procesos de servicio.

En este contexto, la Canacar ha implementado un esquema de certificación -para socios y no socios de la cámara- llamado Transportando al país, transportando a México, el cual consta de los siguientes módulos: 1) Método de las 5´s de calidad para proporcionar un servicio adecuado, 2) Capacitación a los empresarios en la selección adecuada de sus conductores, 3) Mandos gerenciales e intermedios y 4) Conceptos para una atención de transporte con estándares internacionales.

Hoy en día existen 520 empresas certificadas y hace poco se entregó esta certificación a 350 empresas que cumplimentaron alguno de los módulos, así que la Canacar ha prometido continuar el trabajo de profesionalizar al sector mediante este esquema.

Otro tema del que se ha preocupado la Canacar es la seguridad y prevención, particularmente la inseguridad reflejada en el robo al transporte de mercancías, además de prevenir accidentes al circular por carreteras y áreas metropolitanas.

Lo cierto es que México se ha convertido en un país muy caro en la administración de riesgos en transporte, las pólizas de seguro se han incrementado mucho, las compañías que ofrecen los servicios de cobertura se han reducido, antes eran un promedio de 20, hoy son no más de tres, en lo que se refiere a equipos y activos, pero también el seguro de traslado de mercancías se ha encarecido enormemente, en porcentajes superiores al 130%, lo que propicia que los costos de operación en materia logística varíen mucho.

Hay tramos carreteros donde hay robos de manera continua. Por ejemplo, en el corredor donde tenemos mayor índice de robo es el de México-Puebla-Veracruz, con un promedio semanal de entre 30 o 40 robos. Otros tramos carreteros que también preocupan a la Canacar son los siguientes: México-Querétaro-Guanajuato-San Luis Potosí-Michoacán- Jalisco, además del corredor periferia de la Ciudad de México y Estado de México.

Sobre las mercancías que más se roban, son sobre todo automóviles y/o autopartes. Antes se robaban los camiones, descargaban la mercancía y éstos aparecían, pero hoy ya no es así, hay un muy alto porcentaje de camiones que ya no aparecen, lo que preocupa y alerta, porque cada vez está más sistematizado el robo hacia este sector.

Para cotizar los seguros, a las empresas de transporte se les toma en cuenta la siniestralidad, que es el comportamiento que han tenido a través de los años con respecto a accidentes viales y robos. Para saber qué factores están afectando en la siniestralidad de cada cliente, Quálitas realiza un diagnóstico de seguridad vial, que es un levantamiento de información por medio de especialistas del área para, después, entregar una presentación ejecutiva a los directivos de las empresas que les da una guía de lo que se debe hacer para disminuir esos factores de riesgo que tienen en su accidentabilidad.

La realidad es que 2017 y 2018 fueron años muy fuertes en el tema de robo en el transporte, que le pegó mucho en la siniestralidad, por lo cual las aseguradoras como la mencionada tuvieron que hacer algunas estrategias con aliados comerciales, como por ejemplo, poner GPS gratuitos para algunas unidades de alto riesgo para la compañía. Un ejemplo: cuando el cliente compra un tractocamión, el más comercial del mercado, en automático se entrega un dispositivo de rastreo satelital de manera gratuita para que el cliente pueda contener el tema de un robo. No se puede combatir directamente la delincuencia, pero sí se pueden generar estrategias y utilizar tecnología para minimizar los riesgos. Lo principal es disminuir el índice de siniestralidad y salvar vidas.