9 pasos para erradicar el estrés creativo del marketing

Las 8 costumbres que crees positivas y que en realidad son epic fails en la oficina
Imagen: Bigstock
  • Todo profesional del marketing y de cualquier otras área se desarrolla mejor si sabe alejar el estrés.

  • El estrés se origina, en muchos casos, en una mala organización de tus tareas, por lo que una actitud de mayor concentración y atención puede servirte mucho.  

  • A continuación se enumeran nueve acciones que puedes dar para evitar el estrés creativo y paliar sus efectos. 

El trabajo profesional requiere en muchos casos de una concentración absoluta y procesos intelectuales y físicos que pueden llegar a generar un desgaste que se refleja en el estrés.

Muchos pendientes que entregar al mismo tiempo, muchas reuniones de trabajo, la exigencia de resultados y otras dificultades pueden dar al traste con tu concentración, pero para contrarrestar estos efectos negativos existen diferentes acciones que puedes desarrollar.

A continuación se enumeran nueve pasos certeros que puedes dar para evitar el estrés creativo y paliar sus efectos.

1. Concéntrate sólo en un objetivo a la vez
Es comprensible que tengas diferentes responsabilidades que cumplir de manera simultánea y lo deseable es que aprendas a ir entregando resultados en cuanto te sea posible, pero debes darle prioridad a tus procesos de trabajo y a sus tiempo. Concéntrate en un trabajo a la vez y dedícale tu atención.

2. Evita distractores digitales como las redes sociales
Si bien es cierto que las redes sociales y otras fuentes digitales representan una beta de creatividad, también hay que aceptar que pueden provocar muchas distracciones, sobre todo en momentos clave, por lo que es mejor evitarlas en lo momentos de mayo concentración. Así vas a optimizar tiempos de entrega de resultados.

3. Establece tiempos,  horarios y respétalos
Planea con anticipación los tiempos horarios en los que vas a desarrollar tu actividad.  Establece tiempos y toma en cuenta las pausas, descansos, traslados, comidas y más tareas que debes desarrollar. Una vez que cumpliste con este, concéntrate en respetar los tiempos que has marcado.

4. Cuida la salud 
En gran medida, el estrés puede provocarse por el consumo de cierto productos en exceso y por ello debes cuidar los alimentos que comes y también lo que bebes.  Evita grasas, azúcares, alcohol, café e irritantes de más. Limita tu consumo de alcohol y procura no relacionarte con el consumo de otras sustancias más peligrosas.  Además, acostúmbrate a dormir tus horas completas y cultiva el hábito de la puntualidad en tus actividades.

5. Enfrenta las dificultades
Si no das la cara por tus problemas y postergas su solución, es muy probable que en todo momento te invada la preocupación relativa a ellos y el estrés, en lugar de desaparecer, crezca a niveles insospechados.  Enfrenta tus problemas y evita preocupaciones.

7. Aprende cosas nuevas nuevas habilidades
Aprender acerca de nuevas técnicas creativas y el dominio de herramientas funciona para darte la seguridad y completo manejo de tus habilidades, lo cual ahuyenta muchas preocupaciones que permiten alejar el estrés.

7. Aléjate del trabajo de vez en cuando
Nunca lleves trabajo a tu casa y si eso en inevitable, mejor aprende a aprende a dividir bien tus distintos facetas para no generar mayores problemas.

8. Rompe rutinas
Cambiar constantemente el orden de tu actividades puede ser un buen comienzo para evita el estrés que genera la vida rutinaria. Pero ve a más: aprende nuevas técnicas, descubre nuevas actividades y motivaciones y rompe esquemas, paradigmas y rutinas de manera constante.

9. Aprende a decir que no
El estrés es causado, en muchas ocasiones, por carga intensa de trabajo derivada de no saber negarse a las propuestas que surgen.  No te sobrecargues con trabajo que no podrás realizar porque vas a generar fallas en tus resultados y estresarte de más.