• Uno de cada cinco pacientes millennials experimentan un problema de salud menor al menos una vez a la semana

  • El consumidor promedio gasta hasta 514 pesos al mes en tratamientos de venta libre

  • Cuatro de cada cinco personas jóvenes buscan cómo tratar una enfermedad al menos una vez al mes

Los millennials son la primer generación verdaderamente digital en llegar al mercado. De acuerdo con Nielsen, esta característica hace que tengan altas expectativas en el tipo de experiencias, servicios y productos tecnológicos que consumen. Esto no solo significa que, como apunta el Pew Research Center, tienen una adopción notable de innovaciones. También significa que, como apunta Statista, el internet de sus principales fuentes de información.

Esta tendencia ha afectado de forma notable cómo operan varias industrias. Sin embargo, el cambio es más notable en la industria del cuidado de la salud. De acuerdo con Visioncritical, los millennials están influyendo en cómo las marcas asignan costos, trabajan en generar confianza, informan al público e innovan en sus herramientas. Al mismo tiempo, según un estudio recuperado por Healthline, también parecen tener un menor índice de bienestar físico.

¿A qué se debe la caída en su nivel de salud frente a generaciones anteriores? Al final, como apunta Deloitte, se tiene acceso a técnicas y herramientas capaces de tratar y curar a los pacientes con una efectividad sin precedentes. Pero un estudio de Sanofi apunta que esto podría deberse a que los jóvenes ya no confían tanto en los médicos. De hecho, creen que el internet es una fuente de información más importante que estos profesionales de la salud.

Pero no es lo único que la investigación revela sobre la salud de los millennials

Salud: Aspiración y no una meta real

El bienestar, el acceso a información confiable y la comodidad son prioridades para los consumidores millennials. Sin embargo, la gran mayoría de estos jóvenes prefieren atender sus enfermedades conforme se van presentando. Pocos buscan prevenir a futuro con buenos hábitos. A la vez, hasta 45 por ciento de ellos están conscientes de este enfoque equivocado.

Buenas intenciones, malos recursos

Muchos pacientes millennials, hasta el 43 por ciento del total, tienden a buscar información sobre la salud semanalmente. Sin embargo, como ya se mencionó, muchos dan preferencia a los datos disponibles en internet. Para los médicos, esta tendencia es preocupante. 73 por ciento de los expertos creen que estos hábitos generan miedos innecesarios a los jóvenes.

Los millennials no están tan sanos como creen

Muchos jóvenes tienen una percepción equivocada de su verdadero nivel de bienestar físico. 75 por ciento de los millennials creen que tienen un buen nivel de salud con técnicas de auto cuidado. Sin embargo, seis de cada 10 médicos apuntan que, por lo general, estos esfuerzos no son los adecuados. Esto es porque apenas una décima parte de los pacientes tienen un aceptable conocimiento en el manejo de enfermedades con tratamientos de venta libre.

Añoran el cuidado personal, pero no saben qué significa

Hasta un 57 por ciento de los millennials dijo que prefiere tratar sus afecciones por sí mismos. Esto, en parte para evitar la molestia de acudir con el médico. Pero hay poca consistencia en lo que se considera un buen mantenimiento de la salud. la mitad cree que significa un estilo de vida activo. Seis de cada 10 cree que es comer sano. Menos de una tercera parte lo relaciona con las revisiones médicas constantes o la prevención de riesgos de salud.