7 tips para determinar el precio de tus productos y/o servicios

México, D.F.- Uno de los factores que más influyen en el punto de venta para adquirir un producto es el precio. De acuerdo con un estudio realizado por Epsilon y Wylei Research, el 51 por ciento de los consumidores afirma que la mejor oferta de precio y calidad es el principal motivo de compra.

Notas relacionadas:
¿Psicología del precio? Lo que debes saber y cómo aplicarlo
¿Por qué hay precios que terminan en .99?
El color ¿determinante para elegir un producto?

Al momento de iniciar un negocio o lanzar un nuevo producto, una de las primeras dudas que surgen es el precio que se le va a poner para ser adquirido por el mercado, pues el costo beneficio es primordial para el consumidor.

Para determinar el precio se toman en cuenta diversos factores, que en combinación den como resultado la mejor opción, ni muy barato para no depreciar su valor, ni muy caro para no ser consumido. Por esta razón te damos siete tips a considerar para determinar el monto justo.

1. Conoce a tu competencia
Un comparativo de los competidores ayuda a darnos un idea; sin embargo, también observar a la competencia indirecta es importante, ya que los clientes buscan la mejor opción y comparan todas las ofertas para tomar una decisión.

2. Valida con tus clientes actuales
Realizar un test y medir la recompra es un dato significativo para saber cómo es considerado tu producto o servicio en cuanto a costo-beneficio.

3. Define precios según un target específico
Es preferible ofrecer un precio más bajo y tener más clientes que contar con un alto costo y menos clientes. Una manera ingeniosa es pautar un precio bajo a los consumidores actuales e ir subiendo las cantidades a nuevos mercados hasta llegar a un tope justo para ambas partes.

4. Realiza una preventa
Preguntar al consumidor cuánto estaría dispuesto a pagar por algo nunca nos dará una respuesta real, pues ellos siempre dirán un precio mucho más bajo; sin embargo, realizar una preventa es una manera rápida y sencilla de conocer el dato real.

5. Determina los márgenes
No importa qué tanto esté dispuesto a pagar un cliente si el precio final no cubre con los costos. Lo primero que se debe tomar en cuenta antes de definir un precio justo son los costos totales, desde la producción, hasta el punto de venta. A partir de ese momento puedes empezar a calcular un precio que se ajuste.

6. Aprovecha la inexperiencia
Por lo general, los consumidores no tienen idea de cuánto debe costar algo, pues su única comparativa surge en el punto de venta. toma ventaja de esto y fija un estándar.

7. Segmenta greográfica y demográficamente
La zona es un punto sustancial, pues comúnmente se fijan distintos precios por región y nivel socioeconómico.

Seguramente no atinarás a la primera, pero al ir midiendo la respuesta del mercado y la relación con tus costos, podrás llegar a un precio justo que te permita crecer comercialmente.