7 razones que explican que los suscriptores se den de baja de tus newsletters

España.- No hay por qué alarmarse al comprobar que hay usuarios que están anulando la suscripción a tus newsletters. Es normal, pues las preferencias y necesidades cambian y quizás ya no les resulten interesante los emails que les envías como sí ocurría al principio. Eso sí, si el número de bajas se está incrementando sorprendentemente, comienza a preocuparte y a preguntarte qué estás haciendo mal.

Notas relacionadas:
3 maneras de obtener ganancias con tu newsletter
Hacer email marketing con newsletters
Email marketing vs email transaccional: 3 diferencias

Desde Acrelia News, compañía especializada en desarrollo y diseño web, han enumerado las principales razones que podrían llevar a los suscriptores a optar por darse de baja de las newsletters. ¿Te sientes identificado con alguno de estos supuestos?

1.- Envías demasiados emails. Es absolutamente normal que si un usuario se siente bombardeado, acabe por cancelar su suscripción y marcar al emisor como spam. Si no estás mandando muchos emails, pregúntate si su contenido o asunto resulta repetitivo y produce esa sensación.

2.- Los suscriptores no saben quién eres. Puede ocurrir que, si no envías emails periódicamente, tus suscriptores, aunque dieron su consentimiento en un principio, olviden quién eres. Por ello, no esperes a tener una gran base de datos, comienza tu campaña de email marketing ya.

3.- Los emails que envías aburren. Apuesta por contenidos de calidad, calls to action o imágenes llamativas para evitar que los suscriptores consideren tus correos soporíferos.

4.- Los emails que envías no son responsive. En la actualidad, los usuarios no solo usan el ordenador para consultar su correo electrónico, sino también sus smartphones y demás dispositivos móviles, por lo que asegúrate de que tu newsletter está convenientemente adaptada.

5.- Los emails que envías no tienen buen diseño. Si los correos que mandas no poseen un diseño cuidado y profesional, no lo dudes, los receptores los tacharán de spam porque transmiten desconfianza.

6.- Los emails que envías solo pretenden vender. Presta atención a la norma 80/20, es decir, dedica el 80% de tus emails a difundir contenido relevante y exclusivo, descargas gratuitas, etc., y el 20% a información puramente comercial.

7.- Los emails que envías son irrelevantes. Piensa que los suscriptores acceden a recibir newsletters porque esperan contenidos que se ajusten a sus gustos y necesidades. Es importante, por tanto, que segmentes a tu audiencia en base a sus preferencias.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.