7 formas de beneficiarte de LinkedIn como estudiante

Si eres estudiante en esta época evolución y revolución digital seguramente te has beneficiado innumerables veces de la tecnología que tienes al alcance de tu mano. Las asignaturas pendientes, tareas y proyectos no serían lo mismo sin San Google ¿verdad?

Pues así como identificas esos beneficios también hay otras plataformas digitales que pueden hacer de tu vida como futuro profesional, algo más estable, duradero y sencillo de comenzar. ¿Y quién no desea salir de la universidad con el título en una mano y un trabajo en la otra?

Bueno no todo es por arte de magia pero definitivamente si hay trucos que puedes empezar desde ya y uno de ellos es muy simple, comenzar con tu perfil de LinkedIn. Si, así de simple. Y te preguntarás ¿qué colocar? sino tienes título ni experiencia. El secreto radica en usar muy bien las palabras claves en todo el perfil, tener una presentación profesional y compartir artículos que te parezcan interesantes. Y por supuesto, hacerte notar. Te paso algunos consejos básicos iniciales:

1.- Prepara tu perfil para ser encontrado

Escribe un título atractivo, corto y preciso que contenga las palabras clave de tu carrera especificando que eres estudiante y coloca una foto de calidad cuidando tu imagen para que desde ya, luzca profesional. En el extracto procura establecer cuales son tus objetivos alcanzables, habla de lo que te hace valioso profesionalmente según la preparación que vas teniendo.

2.- Muestra y valida tu experiencia como estudiante

En la etapa en que estás todos los cursos, asistencia a eventos/seminarios, proyectos de fin de semestre e inclusive las actividades extracurriculares son muy importantes para resaltar. Es indispensable que vayas aprendiendo a vender tu imagen (real) y para esto puedes subir material multimedia o documentos precisos de proyectos en los que lograste resultados palpables (presentaciones powerpoint, diseños o prototipos finales ayudarían mucho). Resúmelos sacando lo mejor que hiciste.

3.- Enseña desde ya tus habilidades

En tu formación seguramente vas encontrando en cuáles materias eres más hábil, esto inmediatamente se traduce en habilidades profesionales y muy probablemente serán las áreas en las que vas a querer especializarte. Por ejemplo, si estudias marketing y publicidad e identificas que materias como Dibujo Publicitario, Campaña Publicitaria y Redacción Publicitaria son tus favoritas y además son en las que te desenvuelves mejor, empieza a destacarlas como aptitudes principales en LinkedIn. Esto abrirá una puerta a que tus profesores o compañeros estudiantes puedan recomendar que efectivamente eres bueno en esas áreas y se empezarán a destacar tus capacidades profesionales.

4.- Abre un puente de conexión con las empresas

Empieza con una investigación de las empresas a las que te gustaría pertenecer, checa sus perfiles, puestos de trabajo publicados, familiarízate con lo que solicitan para poder aplicar. Inscríbete en las alertas de trabajo que estén acordes a tus intereses así estarás al día de la frecuencia de solicitud de trabajos para tu perfil, de los sueldos promedio, de las aptitudes, condiciones, etc. Conecta con los reclutadores postulándote a plazas de becarios, por ejemplo. Entre más visibilidad generes, más oportunidades tendrás de engancharte.

5.- Conecta, conecta y conecta

No se trata de solicitar la conexión con todos los directivos de las empresas en las que te gustaría trabajar, aunque es muy tentador hacerlo. LinkedIn te puede penalizar si abusas de esa facilidad. Te recomiendo, primero que todo, conectar con tu universidad, con tus profesores, con colegas estudiantes de otras universidades y con amigos profesionales que tengas. Esto te dará una red de contactos base que puedes ir trabajando para expandir.

6.- Véndete

No hay de otra, sino lo haces alguno de tus compañeros lo hará y te ganará el mandado. Además de colocar información resaltante en tu perfil, como ya te lo expliqué, empieza a dedicar algo de tiempo en participar en grupos con temáticas específicas de tu interés. Participando con tu opinión empiezas a crear presencia y la gente comienza a verte. No tienen que ser grupos específicos para estudiantes, por ejemplo puedes inscribirte en un grupo profesional y lanzar dudas en concreto a los profesionales, al ser un estudiante muchos de ellos querrán demostrarte sus conocimientos y te contestarán.

7.- Actualiza tu cuenta semanalmente

No sólo compartir artículos de interés, también puedes crear contenido propio. No tienes que ser experto en eso, puedes utilizar páginas gratis como Canva o Picktochart para construir una infografía que resalte tu conocimiento en cierta materia. Esto además de ayudarte a condensar lo que vas aprendiendo te da la oportunidad de tener la sensibilidad en identificar el contenido que a la gente le atrae más y eso puede convertirse en tu mejor herramienta de venta: tu propio contenido especializado. Créeme.
Si … ya sé que seguramente tienes otras prioridades en tu cargada y social vida de estudiante, ¡lo entiendo! por eso te propongo algo. Del tiempo que dedicas a ver tu Facebook toma un 10 por ciento y empieza con tu perfil de LinkedIn. Sólo ese tiempo, no más. Eso implicará ¿quizá una hora a la semana? ¡Bien! Ese tiempo dedicado a tu futuro no será nada comparado con los beneficios que empezarás a tener si sigues estos consejos. Lo verás en menos de 6 meses y ya me contarás.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299

Compartir
Artículo anterior¿Quieres hacer comercio electrónico? necesitas leer esto
Artículo siguiente4 tips para hacer felices a tus clientes
Fundadora y CEO de Tequilagarage. Con 20 años de experiencia en Tecnología e Innovación. Estratega Digital. Posicionamiento y Visibilidad. Manejo de Marketing Digital y Marketing Político Digital. Identificación y Manejo de Crisis en Social Media. Monitoreo y Coaching en Social Media. *Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.