6 tácticas para escribir contenido de alta calidad

Ideas de contenido que los pequeños negocios pueden desarrollar

Generar contenidos de calidad es la forma más efectiva de comercializar un negocio, de acuerdo con el portal de Jeff Bullas, incluso para las grandes minoristas y firmas B2B. De nada sirve que elabores una cantidad ridícula de publicaciones de blog si no aportan nada a la conversación ya que no estás respondiendo a las necesidades de tu audiencia.

Tu contenido tiene que ser mejor, tiene que destacarse, además de tocar la fibra sensible de tu audiencia y atraer a tus influencers. No puedes escribir ese tipo de contenido de forma consistente fuera de tu cabeza; necesitas investigación.

Por tal motivo te presentamos algunas tácticas probadas que construirán tu base de conocimientos y te ayudarán a escribir contenido de calidad que le encantará a tu audiencia.

1. Monitorear las redes sociales

Es probable que ya estés escuchando las menciones de tu marca o nombre de la compañía, lo cual es genial, sin embargo no es suficiente. Expande tu atención para conocer las tendencias, las señales sociales así como las señales débiles, temas de la industria, noticias e incluso ideas de consumidores para nuevos usos de tus productos.

2. Conoce a tus clientes

Los clientes son más que simples demografías sin rostro; según el sitio de Bullas, lo más probable es que tengas un CRM repleto de información que no estés extrayendo. Tu personal de ventas debería estar ingresando en cada interacción. Las notas de servicio al cliente, como comentarios y quejas, son una rica fuente de inspiración, para despertar su interés y ganar su atención.

Busca las áreas de servicios o productos que necesitas abordar y las preguntas que necesitas responder. El contenido que proporciona respuestas en profundidad es una poderosa drawcard; según Invesp, desarrollar una personalidad de comprador efectiva puede generar un aumento del 238 por ciento en las conversaciones.

3. Mira a tus competidores

El análisis competitivo es quizás el indicador más sólido que funciona; al observar lo que resuena entre el público de las empresas competidores, puede predecir mejor lo que apreciará tu audiencia. De tal modo que una auditoria de contenido de la competencia brindan una visión general completa de lo que funciona en tu industria, información que puedes utilizar para mejorar tu estrategia de marketing y SEO.

Puedes documentar las mejores prácticas, descubrir qué tipo de contenidos es más probable que se comparta, e identificar influyentes tanto en blogs como en redes sociales.

4. Hacer investigación de palabras clave

Olvídate de la optimización de palabras clave, el relleno de palabras clave y las demás rarezas de palabras que solían funcionar; no solo no es efectivo, podría dañar activamente el rango de tu motor de búsqueda. Esto no significa que debas dejar de hacer investigación de palabras clave; las palabras clave revuelan de que estás hablando, respondiendo y compartiendo a las personas.

Valerse de temas populares para inspirarse y encontrar un nuevo ángulo, o combina ideas para agregar profundidad.

5. Lee la investigación

Durante 2017, Buzzsumo analizó el volumen de participación social de 100 millones de publicaciones para determinan qué comparten las personas y por qué. Dentro de los hallazgos clave, el contenido más extenso es más popular, las imágenes son prácticamente obligatorias y las personas tienes más probabilidades de compartir según el valor emocional.

Brian Carter y Marketo investigaron lo que las personas comparten en Facebook y por qué hace unos años, y ofrecen consejos prácticos sobre el uso del conocimiento para mejorar su contenido. También puedes basar algunas publicaciones de blog en estadísticas.

Los informes puedes ser poco secos, las publicaciones de blog escritas con contexto adicional para mostrar cómo se aplica la información estadística a tu empresa.

6. Optimizar tu contenido

Para optimizar tu contenido, refiere el sitio de Bullas, se requiere de un tipo de conocimiento diferente de SEO en la página. En caso de que tu escritura tenga un enfoque, tu publicación tendrá todas las palabras clave semánticas y los conceptos que necesitas para hacer feliz al pingüino. No hay necesidad real de obsesionarse con eso.