x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 razones para no tener una aventura en el trabajo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La tentación siempre ronda los ambientes de trabajo, pero las consecuencias de una aventura en él pueden ser nefastas.

Santiago, Chile.- El deseo es fuerte, la tentación también y si a eso le sumamos la cantidad de horas que pasamos trabajando, la posibilidad de tener una aventura en la oficina es altamente probable. Pero antes de comprometerte con algo que tal vez no puedas manejar, es bueno dar una mirada a estas razones por las que no es muy aconsejable entrar en el juego.

De acuerdo a la Revista Forbes, un estudio realizado por dos profesores universitarios señala que, en especial para las mujeres, una aventura o un “inocente flirteo” puede hacer más daño que bien a tu carrera.

Así, la investigación llevada a cabo con 164 mujeres, dio como resultado que:

  • Aquellas que no tuvieron ninguna aventuras, ganaron entre USD  $75,000 y USD $100,000 por año, mientras que las que sí iniciaron un flirteo obtuvieron entre USD $50,000 y USD $75,000 por el mismo período.
  • Asimismo, las mujeres que no tuvieron aventuras, fueron promovidas tres veces más que las que sí las tuvieron.

Por otra parte, para ambos sexos, una aventura es sólo eso y salvo que te encuentres con el “verdadero amor de tu vida”, lo que es poco probable, la historia tarde o temprano terminará. Entonces vendrán los roces, el resentimiento y el peligro laboral, si uno de los dos, además, ostenta un cargo superior al otro.

Comentarios y mal ambiente. Aunque la relación sea “más o menos estable”, una aventura es algo “políticamente incorrecto”, en algún momento, alguien se dará cuenta de ella y comenzarán los rumores que son, por lo general, enemigos de un buen ambiente laboral. Si a eso le sumas el estado de indefensión emocional que provoca una aventura, es probable que también la situación comience a afectar tu trabajo en lo práctico.

Imparcialidad inexistente. Relacionado con lo anterior, si el resto de los compañeros de trabajo advierten la situación, es probable que sean mucho más críticos con la imparcialidad de ambos a la hora de evaluar gestión y resultados, más aún si uno debe supervisar al otro. Entonces, llevarán el problema hasta sus superiores, para evitar preferencias y malas prácticas.

La mezcla de asuntos profesionales con lo personal suele ser compleja. Trabajar con la pareja, sea ésta una aventura o no, genera conflictos de interés y alguna de las dos partes saldrá dañada en el juego.

Finalmente y volviendo al tema de la de la diferencia de cargos, si la relación se da entre un jefe y un subordinado, siempre existirá la duda si es por placer o por interés. Y nadie, en su sano juicio, querría vivir esa situación.

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados