5 programas de lealtad que puedes implementar en 2016

Los programas de lealtad son estrategias de marketing que tienen el objetivo de retener a los clientes que ya tiene una empresa mediante recompensas a su consumo como mejores precios, crédito, premios o cualquier otro tipo de beneficios. 

Como cualquier otra estrategia de marketing, los programas de lealtad requieren de una inversión que, bien ejecutada, significará ahorros y potenciales ganancias a las compañías, pues resulta menos caro cuidar a los clientes existentes e impulsar las ventas entre ellos, que salir en busca de nuevos clientes.

Aquí te damos algunos ejemplos de programas de lealtad sencillos y efectivos:

  1. Sistema de puntos. Probablemente sea uno de los programas más sencillos y antiguos que existen. Consiste en que los clientes frecuentes ganen puntos con sus compras para, eventualmente, ganar un premio, como un descuento o un regalo. La clave para implementarlo con éxito es mantenerlo sencillo, no hacer pasar a los clientes por un viacrucis para obtener el premio, ni pedir demasiados puntos. Hacer que la recompensa sea clara y el método para ganarla sea intuitivo.
  2. Programa de niveles o de escalera. Una buena forma de recompensar las compras iniciales y mantener la dinámica en el tiempo para generar consumos de mayor valor en el mediano y largo plazo. Se trata de ofrecer una recompensa menor al principio e ir elevando el estatus del cliente en el programa, ofreciéndole cada vez mejores beneficios. Este sistema funciona mejor para negocios que requieren desembolsos fuertes de dinero, como las aerolíneas, hoteles o aseguradoras.
  3. Programas de descuentos. Consiste en ofrecer un menor precio a tus clientes frecuentes por un producto específico o de una compra n general. Este tipo de programas gratifican instantáneamente a los clientes, son fáciles de entender y no implican mayores complicaciones para tu negocio. Sin embargo, debes tener cuidado en cómo lo implementas para que no parezca que tus precios son en general muy altos, y para no quedarte sin márgenes de ganancia.
  4. Programas específicos para un target. Cuando conoces bien a tu clientela, sus preferencias y necesidades, es posible implementar programas de lealtad específicos para ellos. Los programas enfocados a un target específico también pueden atraer a clientes infrecuentes que hacen compras esporádicas y no siempre en tu negocio. Podemos ver ejemplos de este tipo de programas en instituciones financieras que ofrecen productos especiales para mujeres o jóvenes.
  5. Coaliciones con otras empresas. Al asociarte con otra marca o empresa es posible impulsar las compras de tus clientes y darles un valor extra por su consumo con un menor costo para los negocios involucrados. A través de estas coaliciones, las empresas pequeñas pueden beneficiarse de alianzas con marcas más establecidas, mientras que las empresas consolidadas ganan en reputación y se promocionan con esfuerzos mínimos.