x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 lecciones de liderazgo a la “Piojo” Herrera

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
A Miguel “El Piojo” Herrera la gente no puede verle de manera indiferente: se le detesta o se simpatiza con él de la misma manera en la que uno aprecia a un amigo entrañable, sin embargo, independientemente de cuál sea la postura que se tenga ante el guía de la selección mexicana —quienes ya dieron la nota tras calificar a la siguiente ronda a costillas de Croacia—, existen puntos interesantes acerca de su liderazgo que vale la pena destacar.

A Miguel “El Piojo” Herrera la gente no puede verle de manera indiferente: se le detesta o se simpatiza con él de la misma manera en la que uno aprecia a un amigo entrañable, sin embargo, independientemente de cuál sea la postura que se tenga ante el guía de la selección mexicana —quienes ya dieron la nota tras calificar a la siguiente ronda a costillas de Croacia—, existen puntos interesantes acerca de su liderazgo que vale la pena destacar.

Notas relacionadas:
3 detalles importantes para revisar antes del uso del big data
7 señales apocalípticas sobre el mercado infantil en México
Pageview: un tirano al que debemos restarle poder

TlG9HFtk-1

1. Apasionado:

Muchas empresas ya quisieran tener en sus filas a más ejecutivos con el mismo nivel de pasión que muestra el entrenador de la selección mexicana de futbol, quien se entrega en su trabajo con el corazón partido tras partido, cosa que le caracterizó desde sus tiempos de jugador y lo que le llevó a ser expulsado muchas veces por la estridencia que llegaba a alcanzar en la cancha.

Incluso, Miguel Herrera llegó a ser marginado como jugador de la selección debido a un problema propiciado por su temperamento. Y aunque ha madurado con la edad, hasta la fecha su entrega le ha llevado a pelear con silbantes y contrarios, por defender con carácter la camiseta de su equipo, sumado a que su forma de festejar llama la atención de todos y eso es parte del mismo sello.

Así, esa pasión es algo que las empresas desearían obtener de sus ejecutivos y líderes, ya que en la actualidad muchas veces esto es lo que se requiere para estar al frente de productos o servicios, pero sobre todo para ser competitivos.

Y es que que por diversas razones que no están a discusión en este texto, la pasión es un elemento que se ha perdido en las generaciones de ejecutivos contemporáneos, en donde quizá cada día es más difícil tomar partido, defender o abanderar hasta el tuétano una posición o una oferta de marca, tema en el que posiblemente sean las mismas empresas las responsables de esta falta de entrega.

2. Transparente:

A veces es hasta doloroso el nivel de franqueza con el cual “El Güero” se conduce. A diferencia de varios de sus antecesores —muy divos, muy cuidadosos, muy “jetones”, muy “estrellas”, muy estrategas, que suelen divagar con un velo de misterio frente a ellos. Por el contrario, Miguel se ha hecho fama entre la prensa de responder a cada cuestionamiento de manera frontal y sin tapujos, y a pesar de que la FEMEXFUT le ha recomendado ser prudente en sus declaraciones, pocas veces le niega a la gente, incluidos aficionados y reporteros, una declaración, un comentario, una foto o un autógrafo.

Y aunque se debe reconocer que en ocasiones se le pasa la mano, este nivel de transparencia le hace ganar la confianza del público, que es una de las cosas más difíciles que una persona, marca o empresa puede ganar respecto a su público.

3. Firme pero abierto al cambio:

Herrera es un técnico notoriamente de fuertes convicciones, asentadas en la experiencia de tantos años, sin embargo, siempre se ha mostrado receptivo a la crítica de propios y extraños, incluso aunque sea de lo más cáustica y le duela, porque de alguna manera intuye que en ello existe información importante que le es de utilidad.

Por lo tanto, también permanece abierto respecto al cambio, a nuevos campos de información y a aprender de sus propios errores, para convertirlos en aprendizaje.

4. Estudioso estratega:

A Herrera se le atribuye un pasado “Lavolpista”, que a pesar de que a esta supuesta escuela se le considera más un mito que una certeza, la realidad de las cosas es que “El Piojo” primero pone énfasis en la elección de sus elementos para la formación de sus equipos, quienes tienen que ser los mejores del momento para su posición y no se inventa “sistemas” como otros, que buscan a elegidos para hacerlos “embonar” en dicho “sistema”, aunque no sean los mejores, sobre el entendido de que el funcionamiento de ese “sistema” es lo que debe prevalecer.

Ojo, no decimos que los procesos no sean útiles, pero son más útiles cuando el talento con el que se cuenta es de lo mejor.

Adicionalmente, Herrera es un estudioso del competidor y a pesar de que trabaja con el talento de su equipo para manejar un planteamiento, analiza con mucha atención las virtudes y los defectos de los contrarios, de forma que los datos que tiene a la mano, los conversa y evalúa junto con sus jugadores, con la meta de sacar el mejor provecho del escenario.

El mejor ejemplo de esto es justamente el partido de ayer, en donde se observó a un equipo que supo “boxear” a su rival, lo dejó avanzar con precauciones, lo llevó y en el momento oportuno, aceleró para aplicar el contundente e inobjetable knock out.

5. Integrador y claro:

El “barrio” que tiene tras de sí Miguel Herrera le hace desentonar con respecto al resto de los técnicos mundialistas, pero también le permite conectarse de modo muy honesto y auténtico con su plantilla de jugadores y la gente.

Menudito, rechoncho, dicharachero, boquiflojo y lépero, Miguel es para sus jugadores y para la porra como si fuera uno más del grupo, bien podría estar en la tribuna compartiendo los improperios de la barra o de pronto enfundarse en el uniforme para meterse a la cancha.

Esto le brinda a Miguel el crédito de hablar derecho a todos, incluidos sus 23 jugadores, a quienes les expresa con claridad cuál es su posición en el grupo y qué es lo que se espera de cada uno de ellos y a su debido momento.

Semejante claridad le aporta confianza al integrante del equipo (no necesariamente conformidad), lo que deriva en un gran ambiente en el vestidor, lo que es igual a un consistente y sólido trabajo en equipo, el cual se pone en evidencia en el siguiente video publicado en el portal de fútbol, Mediotiempo.com.

Por todo lo anterior, el liderazgo a la “Piojo” Herrera, funciona un poco distinto a la manera en la que suele hacerse en el medio de los negocios, y resultaría interesante, adoptar cosas sobre su modelo, como lo de la gestión del talento disponible o como caminar más en el barrio como para integrarse a lo que la gente realmente valora.

En cuanto al técnico como tal, sería recomendable la continuidad de Miguel Herrera al frente de la selección mexicana después de acabada la justa e independientemente a los resultados que hasta la fecha han logrado o que se den durante el resto del torneo, porque su manera de trabajar por lo menos resulta refrescante.

Imagen obtenida de la cuenta de Twitter: @MiguelHerreraDT

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados