x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 formas de ser un pésimo líder en el trabajo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estar a cargo de un equipo de trabajo no es tarea fácil, ya que no se trata únicamente de dar órdenes a un grupo de subordinados, sino que se tiene encima una gran responsabilidad de coordinación para llevar a cabo un buen trabajo. Colaborar en equipo es parte fundamental del flujo de trabajo de cualquier agencia, por lo que recopilamos cinco acciones que hay que evitar cuando se está a cargo de un equipo.

México.- Estar a cargo de un equipo de trabajo no es tarea fácil, ya que no se trata únicamente de dar órdenes a un grupo de subordinados, sino que se tiene encima una gran responsabilidad de coordinación para llevar a cabo un buen trabajo. Colaborar en equipo es parte fundamental del flujo de trabajo de cualquier agencia, por lo que recopilamos cinco acciones que hay que evitar cuando se está a cargo de un equipo.

Notas relacionadas:

7 frases que jamás escucharás decir a un líder
4 consejos para contratar líderes en tu empresa
Escándalo por líderes religiosos en listas de Ashley Madison

1.- Dar órdenes todo el tiempo

Es lógico que parte fundamental del trabajo diario de una persona a cargo de un equipo de trabajo, sea dar órdenes a sus subordinados, sin embargo, cuando se dan órdenes todo el tiempo, se puede generar un ambiente tenso, o simplemente generar el cumplimiento de esas órdenes sin verdadero interés por lo que se está haciendo. Un buen líder debe tener en claro que parte de su trabajo es también inspirar a los demás por medio de su ejemplo.

2.- Ser grosero

Ser grosero en cualquier ámbito de nuestras vidas es una actitud que puede provocar diversos problemas con las personas que nos rodean, y en un ambiente de trabajo donde se es el jefe o líder, no es la excepción. El trato hacia todos los integrantes del equipo debe realizarse con base en el respeto mutuo, de forma que se puedan establecer relaciones laborales sólidas y de confianza.

3.- Ser negativo

Cualquier actividad laborar implica, en alguno u otro momento, comunicar noticias o resultados negativos, sin embargo, cuando los trabajadores se pasan el día escuchando lo mal que va todo, difícilmente tendrán el ánimo para corregirlo, ya que la actitud negativa es fácilmente contagiable. Para comunicar una noticia negativa es recomendable utilizar la técnica del sandwich, donde siempre se inicia la comunicación con un aspecto positivo, se pasa al tema negativo, y se finaliza la conversación con otro aspecto positivo.

4.- No escuchar a los demás

Un error fatal para cualquier persona que está a cargo es cerrarse y no escuchar a los demás, ya que la posición jerárquica puede llegar a hacer creer a los jefes o líderes que siempre tienen la razón, cuando muchas veces escuchar opiniones contrarias o perspectivas distintas puede enriquecer las decisiones o acciones a seguir.

5.- No reconocer el trabajo de los otros

Parte fundamental para ser un buen líder es aprender a reconocer el esfuerzo y el trabajo de los demás, ya que los resultados, positivos o negativos, siempre son responsabilidad de su líder, pero el conjunto de todas las acciones es producto del trabajo de cada integrante del equipo, y reconocer ese trabajo puede motivar a las personas a superarse continuamente.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados