La Generación Z comienza a convertirse en un grupo de consumidores cada vez más importante para las marcas, según lo refiere Business Insider, actualmente tienen un poder de compra que asciende a 140 mil millones de dólares y para este año representarán aproximadamente a un 40 por ciento de los consumidores a nivel global. En ese sentido, el conocerlos tan bien como sea posible se puede considerar una ventaja para cualquier negocio pues con ello podrán llevarse su parte del dinero que están dispuestos a gastar si logran conquistaros. Pensando en ello, sin duda resulta interesante saber en qué planean gastar sus recursos los miembros de esta generación durante los años que están por venir, así que aquí lo veremos. 

De acuerdo con una investigación desarrollada por HubSpot, estos son 5 elementos en los que la Generación Z o los centennials gastarán su dinero cuando logren alcanzar su máximo poder de compra:

  • Educación

De acuerdo con la fuente, la Generación Z se proyecta para ser la de mejor nivel educativo entre todas las existentes, incluso superando a los millennials que hoy se encuentran entre los grupos de edad con más educación.

Se ha identificado que esta generación ha comenzado a generar ahorros para la universidad a una edad más temprana que ls millennials. Y a medida que se inscriben a la universidad o gastan su propio dinero, han comenzado a detonar las compras relacionadas con la escuela, impulsadas por los compradores de esta generación.

No obstante además de la universidad, esta generación también es probable que invierta en cursos o programas educativos.

Todo anterior lo hacen con la intención principal de ser mejores en sus trabajos (62 por ciento así lo destaca), de ganar más dinero y de obtener ascensos.

Y a decir de la fuente, dado el incremento en los costos de la educación, para ellos han perdido prioridad las compras no esenciales pues ello les permitirá ahorrar más para su preparación académica.

Cabe destacar que muchos investigadores creen que el interés de la Generación Z por la preparación académica tiene que ver con su necesita de estabilidad financiera, muchos consideran que una buena educación llegará a un buen trabajo bien pagado.

  • Experiencias

Si bien los miembros de la Generación Z destacan por su gran apego al mundo digital y las plataformas sociales, es importante que las marcas tengan en cuenta que de vez en cuando les gusta despegarse de este apartado.

Según lo comparte la fuente, un 95 por cinto de los miembros de esta generación admite que se han sentido estresados “algo a menudo” o “muy a menudo” debido a la actividad online, tareas y finanzas.

Sin embargo, lo interesante está en que para calmar ese estrés, muchos participantes del estudio señalan que se toman breaks de las pantallas, leen libros o dejan su casa para encontrar experiencias en persona.

Los centennials se consideran individuos más intrigados por las experiencias que los millennials, por ejemplo, la Generación Z es más propensa a ver a ver una exhibición de arte local o probar una actividad de aventura o deporte extremo en comparación con los millennials .

Además de productos y servicios que les servirán a futuro, a esta generación le gusta planificar para vivir experiencias como salir a cenar, tomar excursiones locales o viajar de forma ocasional. Sin embargo, son individuos conscientes de sus limitaciones con sus presupuestos.

  • Productos, servicios y utilidades esenciales

Además de gastar su dinero en educación y experiencias, los miembros de la Generación Z querrán asegurarse de contar con el dinero suficiente para comprar productos esenciales, como comida, artículos de salud o provisiones para el hogar.

De acuerdo con la fuente, estos compradores consideran que invertirían más en productos esenciales antes que comprar productos relacionados con la diversión, entretenimiento o moda.

Para las marcas que no venden este tipo de productos no quiere decir que todo esté perdido. Simplemente, si los quieren conquistar, será más importante crear esfuerzos de marketing que ayuden a establecer una necesidad por el producto, cómo este puede resolver los pain points diarios de los consumidores y por qué vale su dinero invertido ahí.

  • Tecnología

Además de la compra de elementos esenciales de tecnología, como un smartphone, para la Generación Z ocasionalmente surgirá el deseo de gastar en experiencias tecnológicas que les ayuden a divertirse, como es el caso de los videojuegos. Según la fuente, dos tercios de los hombres de esta generación señalan que el gaming es un componente clave de ellos.

Si bien es posible que a las marcas les preocupe que no valga la pena hacer marketing hacia la Generación Z porque no derrocharán dinero en los productos que venden, debes saber que este grupo de edad ciertamente puede ser persuadido para hacer compras más grandes que ofrezcan experiencias divertidas o mejoren su vida diaria.

Pero, incluso si están dispuestos a invertir en productos de alto valor, esta generación todavía necesitará que se les convenza antes de abrir sus carteras. En ese sentido destaca nuevamente lo importante que será el que las marcas creen contenidos que demuestren por qué necesitan su producto y cómo es que este puede resolver sus problemas diarios y el aburrimiento.

  • Ropa de bajo costo

Finalmente, la fuente cita que los miembros de la Generación Z no son fácilmente persuadidos por un logo cuando se trata de las ropa. De hecho, a diferencia de otras generaciones, la lealtad a las marcas es una de las últimas cosas en las que piensan cuando toman decisiones de compra. Para esta generación lo más importante es el precio y el valor.

Bajo este punto nuevamente destaca que prefieren ahorrar antes que adquirir prendas o productos de marcas que no pueden pagar.

En ese sentido, en lugar de derrochar dinero en la marca más popular de la Semana de la Moda de París , es más probable que los centennials, que también prefiere comprar en las tiendas, opten por ropa más barata que no sea de una marca y que esté en liquidación o reventa.

No obstante, esta generación siente la presión de comprar y vestir prendas que son consideradas de buena calidad y a la  moda. Es por ello que, además de comprar ropa a precios accesibles, muchos ya están considerando invertir en servicios de renta de ropa o experiencias de compra “try-before-buy”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299