4 Puntos para mejorar el control interno en marketing

El control interno en las organizaciones es la base para que todas las operaciones y procedimientos con los que cuenta una compañía sean razonablemente correctos y muchas de las organizaciones hacen modificaciones a los sistemas, a los procedimientos administrativos y contables, a la estructura organizacional, a las políticas y cualquier movimiento que sea necesario para conseguir el mejor control interno posible.

Más notas relacionadas:
Las 3 I´s del éxito en la Mercadotecnia
Las 4 fases para desarrollar un excelente plan de negocios
4 Puntos de Coincidencia entre Finanzas y Mercadotecnia

En marketing también es necesario evaluar y analizar todos los procedimientos de control interno que estén en marcha y verificar que estos se cumplan de manera satisfactoria, que se adecuen a su entorno y a la situación del momento, pues de esto dependerá la eficacia del marketing para determinar las oportunidades y problemas en el futuro como base de los planes de mejora.

Sin embargo a veces no ponemos atención en un punto muy importante, en los empleados, que son los responsables de la eficiencia de los controles internos de una compañía, pues si no están lo suficientemente capacitados de nada servirá mantener políticas y procedimientos de control interno estrictos, porque estos no serán revisados y llevados a cabo de manera correcta.

Si queremos cumplir el objetivo del control interno, será necesario contar con el personal adecuado y contratar a los nuevos elementos que sean capaces de dar cumplimiento a las políticas y procedimientos de control interno, por lo tanto, debemos poner mayor énfasis en lo siguiente:

1. Reclutamiento y selección de personal

Esta fase es la más importante, pues debemos encontrar las fuentes correctas para tener al mejor personal dentro de la organización, el reclutamiento podrá hacerse de manera interna a través del departamento de Recursos Humanos o a través de agencias de contratación. En cualquiera de los dos casos es de suma importancia contar con perfiles de contratación adecuados donde se describan perfectamente las funciones que llevará a cabo el personal de nuevo ingreso porque si no se define bien el perfil, seguramente habrá problemas a corto plazo. También debe considerar la organización al personal que tiene la experiencia probada y adecuada para cumplir nuevas funciones dentro de la misma, porque a veces tenemos al personal adecuado dentro de la organización para que sean promovidos a otro puesto y terminamos contratando personal para dicho puesto y nos llevamos la nada agradable sorpresa de que no pudo con las labores que se le encomendaron por no tener la experiencia que se requería.

2. Entrenamiento y Capacitación

Los programas de capacitación y entrenamiento dentro de la organización son muy importantes, porque serán la base de comprensión y ejecución de las tareas que se asignen al personal. El entrenamiento y capacitación deberán estar a cargo de personal con la experiencia y capacidad probada en el puesto.

3. Remuneración adecuada

A veces las pequeñas y medianas empresas no pueden competir contra los grandes corporativos que ofrecen mejores sueldos y por lo tanto es difícil encontrar al personal adecuado o retener al personal dentro de la organización, por lo que en este punto las pequeñas y medianas empresas deberán ofrecer otro tipo de incentivos al personal como cursos de inglés, cursos en el área en que se desarrolla el empleado y otro tipo de prestaciones que puedan ser pagadas por la compañía, así como un ambiente laboral amigable.

4. Supervisión

La supervisión es el punto más importante para tener un alto grado de eficiencia en el control interno de las organizaciones y es a través de la estructura organizacional en donde queda perfectamente definido quienes serán los encargados de la supervisión de los controles y políticas de control interno establecidos en la organización. Esta labor sin lugar a dudas es responsabilidad de los mandos medios, estamos hablando de encargados y coordinadores, después los gerentes que tendrán que supervisar a encargados y coordinadores y los directores serán los responsables de supervisar que el trabajo de gerentes y mandos medios de la organización se efectúe con la eficiencia requerida.

Con todos estos filtros que acabamos de describir y con el personal adecuado, es muy complicado que no se lleven a cabo correctamente los procedimientos y políticas de control interno de la organización, y al llevarse de manera correcta estaremos ayudando a que se cumplan los objetivos generales del control interno, en donde se identifiquen y se registren adecuadamente las operaciones, se describan adecuadamente las transacciones económicas con el detalle necesario para su cuantificación, se identifique de manera clara y precisa el importe de las operaciones que se llevan a cabo, se registren las operaciones en el período adecuado, se permita la salvaguarda de los activos de la compañía y se presenten y revelen adecuadamente dichas operaciones y transacciones en los Estados Financieros de la Entidad Económica para que los socios, accionistas y dueños de las compañías puedan tomar las mejores decisiones.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299