3 errores que garantizan que nadie acuda a tu evento de marca

Relaciones Publicas

México, DF.- Por muy interesante que suene un evento de marca, conferencia con grandes celebridades, si esto se efectúa un domingo al amanecer en los límites de la ciudad es seguro que casi nadie asistirá y la empresa perderá una gran oportunidad de tener contacto con medios de comunicación y consumidores.

Más notas relacionadas:
3 sencillos eventos para dilapidar una marca política
5 recomendaciones para organizar exitosos eventos de marca
5 tips para organizar eventos de navidad para tus clientes

Es por eso que al planear un evento de presentación o con la prensa, tanto las marcas como las agencias de relaciones públicas deben tomar en cuenta diferentes aspectos para garantizar la audiencia suficiente en las actividades.

A continuación enumeramos tres de los errores más comunes que se cometen al planear un evento y con los cuales es casi seguro que la asistencia del público será muy bajo.

1.- El horario y el lugar son muy importantes de tomar en cuenta al momento de pensar en llevar a cabo un evento de presentación de algún producto, marca o conferencia de prensa, un error es escoger una sede en el extremo de la ciudad, a muy temprana hora y en sábado o domingo, aunque estos días la afluencia vehicular y de personas en el transporte es menor, no garantiza que prensa y consumidores acudirán en esas condiciones.

2.- Avisar con pocas horas de diferencia es prácticamente asegurar que nadie irá, los medios de comunicación se manejan por agendas que deben elaborar con días de anticipación, igual que los clientes, por lo que enviar una invitación a un evento el mismo día no es buena idea.

3.- No usar la mercadotecnia. Hay algunos eventos que son muy especializados y que no suenan nada “antojables”, como conferencias para hablar de cifras, estadísticas o temas que tendrían poco interés periodístico, por lo que al enviar la invitación hay que saber vender a actividad y, obviamente, llevarla a cabo de manera amena e interesante para que los asistentes no se sientan engañados.