3 campañas de marketing de guerrilla que te harán reír

Internacional.- Las empresas mexicanas destinan el 55.44 por ciento de su presupuesto total de mercadotecnia en activaciones below the line, lo que equivale a 45 mil 200 millones de pesos, de acuerdo con el Departamento de Investigación de Merca2.0.

Notas relacionadas:
5 estrategias de ‘guerrilla’ para impulsar tu marca
4 tips para que pongas el marketing de guerrilla a tu favor
Marketing guerrilla para mostrar las ventajas del check-in online

La publicidad está presente en casi todo momento de nuestra vida cotidiana, ya que los canales de comunicación son parte de nuestro día a día, por eso las empresas destinan gran parte de su presupuesto en anuncios para construir sus marcas.

Dentro de las estrategias de mercadotecnia, existen diversas formas de llegar a la mente del consumidor, entre ellas está la técnica de marketing de guerrilla, la cual consiste en la atracción de clientes por medio de ideas creativas que los toman por sorpresa; además de ser un modelo de bajo presupuesto.

Al ser bombardeados en todo momento por anuncios publicitarios, las marcas se enfrentan a un gran dilema, pues tienen que ingeniárselas para lograr un posicionamiento digo, que al mismo tiempo ofrezca una experiencia al público meta.

Estas tres campañas lograron su objetivo al obtener una conexión con los consumidores y hacerlos reír.

Nivea, una de las marcas líderes en activaciones BTL, realizó una estrategia que consistió en tomar a mujeres por sorpresa mientras caminaban por las calles, esto fue lo que sucedió:

Para la película de Skyfall 007,  Coca Cola Zero colocó máquinas de refresco en un espacio público para ofrecer boletos especiales, la dinámica se complicó cuando los consumidores debían correr para recogerlos, el camino hubo algunas dificultades.

Heineken, marca reconocida por sus innovadoras campañas eligió a 10 personas para vivir The Orange Expirience, esta activación se hizo en conjunto con la aerolínea KLM.

El marketing de guerrilla se caracteriza por utilizar medios no convencionales para hacer llegar un mensaje al consumidor; quien se ve atraído por la curiosidad ante situaciones inesperadas.