x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

3 aspectos de tu vida que te llevarán a perder la motivación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Internacional. Por más que leas recetas o filosofías de motivación diseñadas para emprendedores, existen aspectos tan arraigados a tu rutina cotidiana que impedirán por completo el desarrollo de tus habilidades y proyectos en el campo laboral. Y es que en ocasiones, existen personas tan sumergidas en sus hábitos nocivos que difícilmente pueden apreciar la causa de sus propios obstáculos.

Internacional. Por más que leas recetas o filosofías de motivación diseñadas para emprendedores, existen aspectos tan arraigados a tu rutina cotidiana que impedirán por completo el desarrollo de tus habilidades y proyectos en el campo laboral. Y es que en ocasiones, existen personas tan sumergidas en sus hábitos nocivos que difícilmente pueden apreciar la causa de sus propios obstáculos.

Más notas relacionadas:
Los 5 videos motivacionales más destacados del 2014
Infografía: 10 cosas que aniquilan la motivación de tu equipo de trabajo
 Sentimiento de culpa como motivación para donar sangre

Por esa razón, te presentamos 3 aspectos que te mantienen en un estado constante de abulia, girando en el torbellino de la vida sin un rumbo fijo:

1.- Exceso de trabajo

Para muchos, la falta de motivación se debe a la inactividad. Sin embargo, la receta para motivarse no es emprender muchos proyectos, ya que sentirse abrumado o sumamente estresado puede ser un motivo para que las personas se enganchen en la monotonía y pierdan el objetivo real de sus labores. Absorber responsabilidades como una esponja no es el remedio para sentirse motivado; en esta situación, lo mejor es considerar un periodo de vacaciones (alejado de correos electrónicos y asuntos pendientes) para replantear nuestros objetivos de vida y encaminarnos hacia la profesión, proyecto o solución que nos traerá mayor satisfacción.

2.- Miedo al fracaso

El miedo paraliza y uno de los miedos que sumergen a las personas en la inercia profesional es el miedo al fracaso. Cuando esto sucede, por más que lleguen los consejos de emprendimiento y las técnicas “maestras” para encaminarnos en la persecución de nuestros sueños, las personas no podrán seguirlos (o mucho menos comprenderlos) ya que tendrán tanto miedo a perder su zona de confort que pasarán por alto que en ocasiones los grandes aprendizajes de la vida vienen después de sufrir un tropiezo o descalabro que nos da experiencia.

3.- Tratar de llenar las expectativas ajenas

Si por un momento puedes visualizar  un ejemplo de mujer u hombre exitoso, seguramente la persona que venga a la mente no tendrá el perfil de seguir ciegamente los intereses ajenos ni tampoco de estar completamente sumiso en espera de un milagro en su vida profesional. Muchas veces, los personajes que lograron llegar a la cúspide empresarial se enfrentaron al dilema de “hacer lo que deseaban” o “cumplir con los estándares ajenos”.  Si en tu vida dejaste de encontrar la motivación para seguir adelante, piensa en función de quién estás viviendo: ¿de tu vida?, ¿o estás tratando de llenar las expectativas de tu familia, de tu jefe, de tu empresa o de tu sociedad?

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

apple music

Apple Music registra caída y Spotify gana

Apple Music ha registrado una caída este martes y el consumidor hace guiño a Spotify, esto en un momento en que los contenidos en streaming se han convertido en importantes compañeros de las personas que han podido mantener el resguardo en casa.