Para nadie es un secreto que Netflix no nació siendo la gran plataforma de streaming que ahora todos conocemos. En sus inicios, la empresa de Los Gatos, California era un servicio dedicado a la renta de series, películas y demás contenidos audiovisuales que se caracterizaba por hacer llegar dichos materiales vía correo convencional en unos característicos sobres rojos.

Aunque ahora Netflix es conocido por dominar el mercado de streaming on demand que este año representará ingresos por más de 19 mil millones de dólares a nivel global, de acuerdo con datos proyectados en Statista, lo cierto es que la plataforma mantiene vigente su sistema de envíos por correo postal cuando menos con cerca de 2.7 millones de usuarios.

¿Por qué envíos físicos si existen las ventajas de la web?

Esta base de clientes conformada por más de 2 millones de personas ubicadas en Estados Unidos reciben desde 1998 los conocidos sobres rojos firmados por Netflix en sus buzones, hecho que para la empresa representó, cuando menos el año pasado, ganancias por 212 millones de dólares.

Además de la interesante cifra en ingresos, la razón pro la que Netflix ha decidido mantener este formato de entrega de contenidos para este grupo de suscriptores puede explicarse en dos puntos básicos:

  • Cobertura en lugares inaccesibles: De acuerdo con un reporte de Sandvine, el servicio de Netflix requiere un gran ancho de banda para funcionar de manera correcta; de hecho se prevé que consume el 15 por ciento del total de ancho de internet en Estados Unidos. Esto deja de lado un gran mercado que Netflix no quiere desperdiciar, si consideramos que a decir de la Comisión Federal de Comunicaciones 24 millones de estadounidenses no tienen este servicio. El servicio postal, en cambio, llega a todos los rincones de aquel país -cuando menos, lo que abre una oportunidad para la plataforma de seguir generando ingresos.
  • Muchos más títulos: Estimaciones entregadas por CNN, indican que Netflix tiene menos de 6 mil títulos de películas y producciones de televisión en su plataforma digital, mientras que desde su servicio de TV la cifra se dispara a 100 mil. Asuntos como derechos de autor, licencias y la propia competencia en el terreno online son las grandes limitantes, con las que el servicio de renta por correo postal no tiene que lidiar.

Capitalizar el mercado más allá de lo evidente

Mantener vigente este servicio de DVD por correo es una estrategia interesante pro parte de Netflix, misma que como demuestran los datos anteriores intenta capitalizar el mercado con una visión más allá de lo evidente.

Si bien digital parece ser la única manera en la que las marcas pueden hacer crecer su negocio, Netflix demuestra que la verdadera ruta par generar beneficios está en comprender correctamente las necesidades de los consumidores que generan valor a la firma.

Mientras las marcas se mantienen en la carrera por destacar ante la creciente competencia, las exigencias del mercado avanzas a pasos vertiginosos, con lo que hoy no sólo tienen niveles menores de fidelidad a una marca, sino que además los consumir comienzan a ser agnósticos a las dinámicas que históricamente han forjado las relaciones entre firmas comerciales y clientes finales.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.