CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Zara y su estrategia de ventas: rediseña el vestido que le hizo ganar millones

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Un vestido con lunares fue la estrella de una de las últimas temporadas de Zara. La estrategia es apostar al producto, pero rediseñado.

En 2019, un vestido blanco con pequeños lunares negros fue la sensación del verano en Europa y sus ventas ayudaron a Zara a enfrentar un mercado en retroceso. Fue un verdadero golpe de suerte de la marca de Inditex, un hallazgo que seguramente alguien de marketing lo debe haber capitalizado.

Ahora, más de dos años después, la compañía que lidera el fast fashion y que tiene tiendas en casi todo el mundo, incluida América Latina, desde México hasta Chile, apuesta por la misma estrategia.

“El buque insignia de Inditex ha puesto a la venta una nueva versión del vestido de lunares que ha sido todo un éxito, pero transformando su estampado en uno de flores”, publica 20Minutos este lunes 18 de octubre, en referencia al lanzamiento de producto de Zara en España.

Es un vestido con un corte casi idéntico al de lunares en blanco y negro que le permitió ganar millones, pero con un predominio de tonos rojos, naranjas y violetas.

Las características generales del nuevo vestido son parecidas a las del que fuera famoso, con cuello redondo y mangas largas con un elástico en el puño.

El vestido de Zara, rediseñado.

Está fabricado bajo el estándar Green-to-Wear 2.0, uno de los programas de Inditex para reducir el impacto ambiental de la producción textil. El precio, casi 40 euros. Hace dos años, el vestido que hizo historia costaba más: 50 euros.

En las ventas de 2019, aquel vestido ganó fama mundial porque en el reporte de ganancias de ese año fiscal, donde Inditex informó un aumento notable en las ventas, los analistas destacaron que el vestido de lunares fue clave para que el minorista de ropa más grande del mundo resistiera las dificultades del mercado mundial, publicaba el Financial Times.

Según aquel informe de la empresa, el grupo español generó 14 mil millones en ventas en el primer semestre de ese año gracias a que las ventas aumentaron un 5 por ciento y las ganancias brutas un 7 por ciento, hasta 8 mil millones.

El vestido con lunares fue tan popular que la marca le abrió su propia cuenta de Instagram. Los usuarios decían que era cómodo y fácil de usar, se adaptaba a las diferentes formas de cuerpos y que se podía usar en la playa, en bodas o en el trabajo.

vestido de Zara
El vestido de Zara con lunares negros se convirtió en memes.

En ese verano en España, se convirtió en algo imprescindible, casi en un producto de culto y se agotó en los puntos de venta.

Se produjo algo raro para el mundo de la moda: la gente no se preocupaba por que se vieran todos iguales, con el mismo vestido, por el contrario, entendieron que al comprarlo era como “parte de un club”.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Victor Alvarado

Rebranding: nuevas conexiones en el deporte

Esta semana se ha lanzado la nueva imagen de la Selección Nacional de México de Futbol, que consiste básicamente en un cambio de logotipo y el cual (como era de esperarse) desató una ola de comentarios en cuanto a gustos.