Zara lanza una línea de ropa sustentable. ¿Por qué la moda quiere que recicles?

Zara lanzó una nueva línea de ropa sustentable en un movimiento de mercadotecnia que parece apostar por un mercado que no sólo está dispuesto a pagar más por estos productos, también lo hace en medio de un contexto mundial donde las marcas están volteando a ver en un menor impacto ambiental una oportunidad de emparejarse con las nuevas tendencias de consumo.

La nueva línea llamada por la marca de fast fashion Join Life recurre a la utilización de telas como el algodón orgánico, la lana reciclada y el tencel, que es un material fabricado a partir de la pulpa de madera producida en bosques sustentables.

Como estrategia de diseño se apostó por atender a consumidoras mujeres con prendas que destacan por contar con trazos usados en el diseño de prendas masculinizadas, tendencia que crece en el mercado de moda, donde los estereotipos están quedando de lado ante marcas cada vez más interesadas por estrategias publicitarias con las que identifiquen un interés por su día a día, donde la realidad sin exageraciones de perfección, quedan detrás ante el avance de la naturalidad como nueva estrategia de mercadotecnia.

Esta colección lanzada por Zara tuvo su inicio con una campaña de reciclaje de prendas, implementada en sus tiendas de España.

Dicha acción junto a otras que han implementado cadenas de retail de moda como H&M, creo un fenómeno de recolección de ropa con el que se busca reciclar las telas con dos objetivos: darle un segundo uso a las prendas en buen estado y reusar en otros productos las telas de estos productos.

Al principio del artículo hablamos de un consumidor dispuesto a pagar por la sustentabilidad. Datos de Nielsen revelaron en 2014 que en regiones como Latinoamérica el 64 por ciento de los consumidores estaba dispuesto a pagar más por productos de compañías con responsabilidad social. A nivel mundial este porcentaje fue de 55 por ciento.

Es importante ver que las marcas con una importante participación en la industria de la moda a nivel mundial, están apostando por medidas de sustentabilidad, que vistas desde el volumen representan un impacto dentro de un mercado de moda que en este contexto internacional alcanzó un valor de 1.2 trillones de dólares en 2015.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299