Stranger Things ha sido uno de los títulos más lucrativos para Netflix. En su primera temporada, tan sólo en Estados Unidos, la producción logró captar cerca de 14.7 millones de espectadores durante los primeros 35 días dentro de la plataforma de streaming, cifra que la puso por encima de otras grandes series originales de Netflix como la segunda temporada de House of Cards (5.67 millones) o la secuela de Daredevil, según estimaciones de Variety.

Con estos números de antesala, la gran expectativa generada por el reciente estreno de la segunda temporada no fe nada extraño.

El gran músculo promocional que se generó alrededor de la producción tuvo mucho que ver con este fenómeno. Activaciones con marcas asociadas, el lanzamiento de exclusivas líneas de ropa y productos relacionados con la serie así como spots protagonizados por personajes representativos para cada país en el que se estrenaría la entrega fueron sólo una parte del gran esfuerzo publicitario.

Con el volumen de conversación generado alrededor del esperado estreno, la pregunta sería si la serie lograría cubrir las expectativas de los fanáticos que tuvieron que esperar poco más de un año para seguir la historia que cautivó y sorprendió durante el verano de 2016.

Las opiniones al respecto pueden ser diversas; sin embargo, lo que es seguro es que está segunda temporada deja más que claro el gran acierto y, a la vez, herramienta de mercadotecnia que la franquicia de Stranger Things representa desde ahora y para el futuro.

Una de las cosas que desde el punto comercial salta a la vista durante la segunda temporada es la cantidad de marcas que fueron parte de la historia de una manera sutil, pero bastante efectiva.

El calzado de los personajes principales es prueba tangible. Marcas como Puma, Nike, Adidas, Vans y Converse figuran en cada una de las escenas.

De hecho, Reebok logró una colaboración entre Netflix y Sony Pictures para crear unos sneakers especiales que son réplicas de los que utiliza Dustin como parte de su disfraz de ‘cazafantasma’ para Halloween y que sale en uno de los avances de la temporada 2.

La estrategia de marketing que une a estas tres marcas apunta también a ser lanzada a través de un sólo canal de venta; con el retailer BAIT. En su página web podemos ver los Reebok Ex-O-Fit Clean Hi (modelo que estuvo de moda en los ochenta), que tienen ‘dibujados’ algunos fantasmas alusivos a la película Ghostbusters con la leyenda ‘Booooo’.

En esta segunda temporada, el sentimiento nostálgico que caracterizó a la primera parte de la serie es quizá aún más tangible. Referencias a temas musicales considerados clásicos de la de época, así como tributos a filmes que dieron vida la industria cinematográfica de los 80’s son clave en las acciones de mercadotecnia que respaldan esta segunda entrega.

Los videojuegos son parte central en esta parte del discurso. A lo largo de la serie alusiones a juegos como Dragon´s Lair o Dig Dug -hits en los años en los que se desarrolla la historia- tienen sentido con las acciones de promoción previas al estreno. Recordemos que durante la última edición del Comic-Con de San Diego, el elenco de la serie se reunió para presentar el trailer de la temporada más reciente. La relación fue más allá, Netflix cerró un acuerdo con Minecraft, el peculiar videojuego de armar bloques, para lanzar un videojuego sobre  Stranger Things, disponible para su descarga desde el momento del estreno de la segunda temporada.

El filme Ghostbusters es uno de los puntos ideales para medir el alcance y potencial que en términos de mercadotecnia esta producción puede tener. Un par de escenas a lo largo de la serie que muestran los clásicos trajes de “Caza Fantasmas”, las búsquedas en Google relacionadas con dicho filme se incrementaron de manera importante a nivel mundial durante las primeras 7 horas luego del estreno.

Términos como Winston Ghostbusters (que tiene gran relación con la historia), Ghostbusters 1984, Ghostbusters song y Ghostbusters costume son las consultas relacionadas más destacadas.

Búsquedas sobre el término Ghostbusters en Google

Por último, es justo mencionar que como producto Stranger Things 2 ahora ofrece a sus seguidores un valor agregado para mejorar su experiencia y optimizar el engagement alrededor de la historia y peculiares personajes: 9 capítulos y 9 horas de contenido no es lo único que encontrarán quienes disfruten de esta serie.

A finales de septiembre pasado, el productor de la serie, Shawn Levy, explicaba al medio especializado Entertainment Weelkly, que esta producción tenía aseguradas 4 temporadas con posibilidades a una quinta; detallaba que ir más allá no sería algo probable.

Aunque aún no se tiene certeza de por cuánto tiempo podrá mantener el éxito, lo cierto es que hoy por hoy, Stranger Things es una de las producciones estrella de Netflix, que con una gran maquinaria de mercadotecnia detrás y un producto que ha logrado satisfacer las expectativas de muchos promete hacer crecer de manera interesante el negocio de la plataforma de video on demand.